Una dedicatoria de un gran amigo.


El Capitán Napalm, ese nunca bien ponderado amigo, me dedicó este soneto con estrambote por mi cumpleaños en 2009. Lo dejo aquí, para cuando le cierren el blog por falta de uso, o cuando tenga que borrarlo al ser promocionado a Ministro de Economía.

Soneto con estrambote para Imperator

Nada, hijo, que no hubo manera. Ni cámara, ni tiempo ni pollas. Te iba a hacer un calvo que ibas a flipar, pero no pudo ser.

Lo único que he podido hacer, te lo presento ahora. Es una gilipollez, pero es lo que tiene calzarse esto como uno de los cinco libros obligatorios de lectura veraniega anual. Que cualquier payaso se cree rapsoda. A Imperator, en su cumpleaños nazareno

Dulce Granada, cuna y cosechas;
Washington Irving, Alhambra y cabrones,
Mala follá y califas llorones,
De todo bajo el sol, poco a derechas.

A pleno sol de verano leonino,
De madre canela, nace un niño
Marca de Caín, peso del armiño,
Kié de nido, amo de su destino.

Púrpura natural, cimmerio ceño
Sierpe encanto, brillo en sus bajezas
Bólido solar, cometa en llamas,

Copa colmada de acre beleño,
Zarpazos regios, blandas asperezas
Vizcaína en la mano de damas.

Amigos tengo yo, mejores camas
Pero hermanos se tienen, no se escogen.
Ley le tengo, cosechas se recogen.

To pa tí, mongolo.

Es un regalo precioso. Gracias.

Anuncios

Di algo, anda, que no mola hablar solo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s