Foto de cabecera de Christopher Campbell on Unsplash

Conocí a Javier Virues cuando nos sentamos juntos, casualidades, el primer día de clase de nuestro primer año en Psicología en la UGR, e hicimos buenas migas. Siempre fue un tío brillante, callado y tranquilo, con un sentido del humor que me gustaba y con el que siempre era agradable charlar de psicología.

Con el tiempo cogimos caminos separados, y de modo nada sorprendente para los que le conocíamos, Javier se dedicó a la investigación y la docencia, haciéndolo muy bien. Y ahora se dedica también a la divulgación del análisis de conducta como miembro de ABA España. Y esto es lo que os traigo hoy, a cuenta del coronavirus.

En este vídeo que ABA España presenta, se explica de manera técnica el por qué de la conducta de tocarse la cara, y se proponen algunas maneras para reducir esa conducta, que puede ser un factor de riesgo en el contagio del coronavirus.

Resumen

Es una conducta de alta tasa, probablemente mantenida por estimulación sensorial, más frecuente en situaciones poco estimulantes. O sea, cuando nos aburrimos, o no tenemos la atención muy enfocada en una tarea que requiera el uso de las manos, la estimulación sensorial refuerza la conducta de tocarse cara y pelo.

¿Cómo reducirla? Pues por ejemplo, usando procedimientos de reversión de hábitos (que se usan en la conducta de morderse las uñas entre otras), donde primero enseñamos a prestar atención a la conducta (toma de conciencia), se entrena relajación si es necesario (muchas de estas conductas aparecen con el estrés), y se introduce una conducta que es incompatible con tocarse la cara (cruzar los brazos, o entrelazar los dedos).

Para la toma de conciencia podemos elegir señales externas, como pulseras que nos recuerden no tocar la cara, o alarmas en el móvil que nos recuerden periódicamente que no debemos hacerlo, para ayudar a tomar conciencia de esa conducta.

Puede parecer poca cosa, pero este vídeo no sólo da unas prácticas útiles en la situación actual, sino que además muestra cómo el análisis funcional puede aplicarse para descomponer cualquier conducta, simple o compleja, y entender por qué hacemoslas cosas y como cambiar lo que hacemos.

ESTATUS

Leyendo: Sigo avanzando con Dune y asombrándome de cómo una y otra vez descubro cosas nuevas en cada relectura. Cada pasada da cosas nuevas. Por otro lado he empezado con The Adventure Crafter, para la serie Mythic, porque estoy hasta los huevos de leer no ficción y quiero leer más rol. Me gustaría poder reactivar el blog de rol para hablar de estas cosas.

Jugando: Preparando Vampiro para el finde, no hay tiempo de videojuegos por ahora. Me gustaría aprovechar que hemos sacado los juegos de mesa para empezar a probar los que tenemos pendientes de jugar más a fondo, como Hive o Azul.

Trabajo: Clases, consulta, clases, consulta. Quiero la Semana Santa ya.

Escuchando: Hoy vuelve a tocar el Violator de Depeche Mode porque es la hostia.

Viendo: El otro día empezamos a ver en la TV (idea de Victòria) Proyecto Rampage, y de verdad, qué gigantesco zurullo que es. A ver, que no es una sorpresa que una película de The Rock sea un mojón, también.

Di algo, anda, que no mola hablar solo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s