Ayer encontré este artículo (1) que me puso los pelos como escarpias, y he decidido hablar (una vez más) del tema del psicoanálisis, la más antigua y prominente de todas las pseudoterapias que siguen floreciendo y tratando de meterse bajo el paraguas de la psicología.

Frederick Crews ha escrito “Freud: The Making of an Illusion”, una obra en la que desvela hasta qué punto lo que ya se sospechaba o sabía es cierto. Más de 40 años de investigación y 11 de escritura, desde que, igual que Aaron Beck cuando desarrolló la terapia cognitiva, pasó de ser psicoanalista a desengañado de la secta. Muestra de qué manera Freud y sus editores falsearon y manipularon datos, testimonios, mintieron sobre casos resueltos e hicieron lo necesario para seguir ganando dinero a costa de ese invento que es el psicoanálisis.

A día de hoy, ninguna terapia psicoanalítica se cuenta entre las terapias apoyadas por la evidencia, recopiladas por la división 12 de la APA (2). Sólo aparece la terapia psicoanalítica para el trastorno del pánico, y como podéis ver, su estatus es “controversial”, o sea, la evidencia no es concluyente. Esto es lo mejor que han podido hacer en más de un siglo, estos vendehumos.

Cito al magistral Jorge Tamayo:

Es que ni ellos mismos lo creían en 2002.

Pero el artículo va más allá. Crews ha tenido acceso a correspondencia de Freud con su prometida, Martha Bernays, y es escalofriante.

Freud era un cocainómano:

Cuando la cocaína le causó necrosis de la membrana nasal, lo trató aplicando más cocaína. Lo prescribía como panacea para todo. La usó para tratar la adicción de un paciente a la morfina, y lo dejó adicto a ambas cosas. Y entonces afirmó que el tratamiento había sido un éxito. Y en sus informes se refirió a otros casos exitosos que nunca existieron.

Freud participó junto con su mentor Charcot, al que adoraba como un cultista a su gurú, en sádicas prácticas con los enfermos del manicomio de Salpêtrière. Maltrató pacientes, especialmente a las mujeres, dado que era un misógino. Los trató con tratamientos que sabía que no funcionaban, y luego pretendió haber dejado de usar esos tratamientos mucho antes.

Se inventó el trastorno de histeria, un problema que, casualmente, sólo tenían personas ricas, mayormente mujeres, y que era adecuadamente incurable, de modo que pudiera sacarles el dinero sin límite. Cuando luego se descubría que algunos pacientes tenían problemas orgánicos que causaban sus síntomas, siguió insistiendo que la histeria era una de esas causas. Los hacía visitarle varias veces por semana, durante años. Admitió que, probablemente, nunca había curado a nadie.

Sobre el caso más emblemático narrado por Freud, el caso de Anna O:

Uno de los casos fundacionales del psicoanálisis, el prototipo de cura catártica, fue el caso de “Anna O”, descrito en un libro de Breuer y Freud. Dijeron que se había recuperado tras el tratamiento de Breuer, pero no era cierto. De hecho, empeoró y tuvo que ser hospitalizada. Tras dejar el tratamiento psicoanalítico, mejoró por sí sola y consiguió llevar una vida exitosa como activista contra la prostitución y la trata de personas. ¡Esto fue interpretado en términos psicoanalíticos como una manera de desear inconscientemente que su madre tuviera relaciones sexuales con su padre! Probablemente ni siquiera tenía una enfermedad psiquiátrica, sino una neurológica, y muchos de sus síntomas fueron causados por la adicción a la morfina que Breur le inflingió. La interpretación del caso de Freud contradecía los hechos: o bien mentía, o alimentaba su propio delirio.

Una vez Freud le dijo a una paciente que su tos era causada por el deseo inconsciente de hacerle una mamada a su propio padre.

Los editores de Freud colaboraron en mantener sus mentiras, eliminando o distorsionando pasajes en su obra que podían dejarle mal. De la correspondencia de Freud con Fliess (289 cartas) sólo 168 fueron representadas en la obra, y todas menos 29 fueron alteradas.

En correspondencia con un amigo, le dice:

He told a friend, “we do analysis for two reasons: to understand the unconscious and to make a living…we certainly cannot help [the patients].”

(Hacemos análisis por dos razones: entender el inconsciente y ganarnos la vida… ciertamente no podemos ayudarles).

Freud creía en lo paranormal, la numerología, el ocultismo, los sueños como medios mágicos de entender la mente, cuando en realidad se inventaba cada vez un significado nuevo, pero siempre sexual. La mujer de Freud consideraba el psicoanálisis una forma más de pornografía.

El código deontológico de los psicólogos dice claramente:

el/la Psicólogo/a no utilizará medios o procedimientos que no se hallen suficientemente contrastados, dentro de los límites del conocimiento científico vigente” (art. 18).

El psicoanálisis no es un procedimiento contrastado. No lo ha sido en más de un siglo, y probablemente nunca lo sea. Sabemos a ciencia cierta que está basado en falsedades, en inventos de un tipo que quería mantener su medio de vida y su adicción a meterse cocaína. No hay ninguna razón válida para practicar psicoanálisis, como no la hay para la terapia gestalt, la bioneuroemoción, las constelaciones familiares o cualquier otra chorrada que pretenda meterse bajo el paraguas de la psicología.

Sólo hay una psicología, que es la que usa el método científico. Si no usa el método científico, no es psicología, del mismo modo que si no sigue el método científico no es química, sino alquimia.

Y hay mucha, mucha gente, practicando esta patraña. La Sociedad Española de Psicoanálisis se fundó en 1959, y Barcelona, donde yo vivo, tiene a más de 300 de estos charlatanes practicando esta pseudoterapia sin control alguno. No sé cuántos habrá en todo el país, pero los que sea, son demasiados. Para más insulto, recientemente el COPC aprobó la creación de una comisión de psicoanálisis, integrando la charlatanería en su propia estructura, en contra de su propio código deontológico (3). Y bueno, aquí tienen que ser psicólogos o psiquiatras. En otros países, como Argentina, para ser psicoanalista basta con unos estudios de 3 años, que culminan con te haces una paja por escrito que se llama autoanálisis, y si tu tutor lo aprueba, pues ya puedes meterte a joderle la vida a la gente.

(CORRECCIÓN: Me informan que según parece, desde hace unos años el título en Argentina se obtiene como posgrado, requiriéndose un título universitario – cualquiera – para poder cursarlo. Tampoco es que mejore, pero bueno).

En fin. Esto no convencerá a los ya persuadidos de que el psicoanálisis no tiene valor. Ayer mismo un tipo en Twitter recurría a todo tipo de contorsiones mentales en una discusión conmigo y otros compañeros para justificar que es psicólogo y hace psicoanálisis, porque evidentemente no te vas a reconocer a ti mismo que lo que haces es una estafa. No espero que una obra como la de Crews haga que nadie que se ha autoconvencido de que el psicoanálisis vale de algo cambie de idea.

Pero este post lo escribo para el que no sabe, para el que duda, para el que se ha planteado recurrir a un psicoanalista porque asume que la psicología es eso, porque lo ha visto en películas, porque como un cáncer se ha propagado por nuestra cultura. Para que sepa que si entra en un despacho, pregunte, y si el psicólogo hace psicoanálisis, que se marche. Allí y en ese momento.

ENLACES

  1. Freud was a fraud: A triumph of pseudoscience.
  2. Terapias basadas en la evidencia (división 12 de la APA).
  3. De los lobos cuidando de las ovejas (II).

166 comentarios en “De la falsedad del psicoanálisis y Freud.

  1. Es terrible… una vez le dije a un periodista de divulgación, de esos q hace mucho por terminar con pseudoterapias enloquecidas tipo limón para el cáncer, q tenía q hacer algo sobre el psicoanálisis, pq sobre lo otro cada vez hay más gente concienciada, pero esta historia todavía tiene mucho arraigo entre gente incluso educada. Me dio largas. Es desesperante… y no entro en la Teoría del Apego como única explicación a TODOS los problemas de los ninios en adopción/acogida.

    Gracias por seguir intentándolo… 🙂

    Me gusta

  2. Lo del COPC es demencial pero ahí estamos todos pagando y sin hacer nada 😔Ni hablar entonces de esa ilusión mía de sacar el psicoanálisis de los libros de historia de psicología …en fin. Los franceses en esto nos llevan algo de ventaja negativa, el 80% del servicio público se dedica a tal pseudociencia…si no lo has visto te recomiendo un documental en el que sin que el entrevistador abra boca queda evidenciado cada psicoanalista que habla sobre su modo de peoceder como terapeuta con autistas!! …no me responsabilizo de las consecuencias en tu salud …https://m.youtube.com/watch?v=CEv3nQSIwYg

    Me gusta

  3. Como psicoanalista, psicóloga clínica y Dra en Psicología me gustaría informarle que el proximo 2-6 abril de 2018 hay un congreso en Barcelona de la Asociacion Mundial de Psicoanalisis: “Las psicosis ordinarias y las otras, bajo transferencia” que no dudo le resultara de lo mas esclarecedor. Lo digo sobre todo por la calidad científica de sus argumentos que son burdos ejemplos de tecnicas de publicidad para adquirir relevancia a costa de trasmitir estereotipos.

    Le gusta a 2 personas

    1. De hecho, Consuelo, explíqueme, si es tan amable, por qué unas colegas de usted, en una charla impartida en el COPC, afirmaron que una hiperemesis en el embarazo implica que la madre rechaza de manera inconsciente al feto. ¿Tendría la bondad de exponer los argumentos científicos tras tal afirmación? Porque es un tanto extraordinario, como cuando Bruno Betleheim decía que el autismo se debía a los padres fríos y distantes. Y luego resultó que no. Por poner un caso. Entre miles.

      Estas colegas de usted eran lacanianas, si no recuerdo mal.

      Me gusta

      1. “Una hiperemesis en el embarazo implica que la madre rechaza de manera inconsciente al feto”. Ningún lacaniano serio podría sostener una generalización así enunciada. Lo que no impide que pueda escucharse ese rechazo en algún caso de náuseas y vómitos durante el embarazo. Podríamos aportar ejemplos clínicos muy precisos.

        A todo eso, la “teoría” de las madres-nevera, o de los padres frios y distantes, como supuesta causa de autismo no es del psicoanalista Bruno Bettelheim, como se suele repetir (sin haber leido generalmente al propio Bettelheim) sino de Leo Kanner, el psiquiatra austríaco considerado como el primero en describir “científicamente” el síndrome del autismo.

        Le gusta a 1 persona

        1. Falso, o al menos incorrecto. Kanner ya implicó tímidamente en su trabajo original que probablemente la causa del autismo es biológica. Bettelheim y su escuela Ortogénica de Chicago fueron los que difundieron esa idea entre 1943 y 1974, por la pastuza, por supuesto, y con la habitual falta de ética del gremio.

          De hecho, miren si era malnacido y miserable el mierda de Bettelheim que aún después de las publicaciones de Rimland y Kanner descartando la teoría de la frialdad afectiva como causa del autismo, y de que este empezara a plantearse como un desórden de origen neurológico , biológico o genético, en 1974, dos años después de jubilarse, Bettelheim afirmó en una entrevista:

          “Mis principales detractores son principalmente los padres de niños autistas incapaces de reconocer su propia responsabilidad. Es mucho más fácil afirmar – es genético, es la fatalidad- Por supuesto,estos niños son particularmente sensibles, reinterpretan como una amenaza cada gesto de sus padres , por lo que se sienten rechazados y optan por refugiarse en un aislamiento total. Un niño menos sensible en las mismas circunstancias quizás se habría convertido en un neurótico, un delincuente o un rebelde. Lo importante es ayudar a los niños, los partidarios de la teoría genética son incapaces de hacerlo.”

          Hay que ser cabrón. De hecho, probablemente el mermado de Bettelheim se lleve un post por sí solo.

          Y lo de la hiperemesis… ¿dónde están esas pruebas? ¿De dónde sale esa idea? ¿Qué evidencia tiene?

          Me gusta

          1. ¿“Falso, o al menos incorrecto”? Debería usted precisar mejor.
            No sé en el suyo, pero en el medio institucional donde yo trabajo, alguien que argumenta de este modo —con el insulto como argumento ad hominem— se desautoriza a sí mismo y por sí solo, como argumentador en debates científicos pero también como terapeuta.
            Siento haberle molestado.

            Me gusta

            1. Preciso, preciso.

              Kanner, en su obra inicial, de la que luego se retractó, planteaba varias posibilidades, dando más valor a la de la conducta de los padres como causa, pero admitiendo que podría tener una causa neurológica. Y de hecho, luego Kanner acabó retractándose de la hipótesis de los padres fríos, aunque Bettelheim siguió.

              Sobre el medio en el que usted trabaja. pues usted sabrá. No tiene muy claro qué es un ad hominem (no es lo mismo que insulto), y desde luego, si usted tiene un problema con llamar estafa a una terapia que no hace nada, pues no sé.

              Por cierto, si usted participa en debates científicos, sabrá precisamente que lo que cuenta es la prueba y la evidencia. El psicoanálisis no la tiene.

              Me gusta

              1. Sus comentarios, hacen gala de, tal cual usted lo menciona una falta de precisión. Parte usted de la postura positivista para la designación o no de una ciencia, es decir desde la división propuesta por Dithley y defendida acérrimamente por Popper.
                No tome a mal mi comentario, ni su manera de practicar la psicología es incorrecta, ni tampoco el psicoanálisis (que no es psicología lo es), sus origenes y episteme son distintos. Mientras que la psicología cuyo objeto de estudio es la conducta y sus manifestaciones (y por lo tanto pertenece las ciencias que explican, refiriendome a Dithley); el psicoanálisis tiene su objeto de estudio en el inconsciente que como bien usted refiere es imposible localizar topológicamente en cualquier parte del cerebro… Reducir la conducta humana a reacciones neurofisiológicas es más EVIDENTE, pero ni siquiera la neurología seria es tan inconsistente en sus postulados como para negar la existencia de un fenómeno que ellos no pueden explicar.
                Está bien no entender algo, examinarlo hasta entenderlo, y si en el camino no existe un encuentro con los constructos examinados, entonces pues nada… Dale a tu cuerpo alegría macareno y sanseacabó.
                Si Freud abandonó la neurología porque en ella no encontró las respuestas a sus preguntas, padrísimo que Tu puedas desarrollar una ciencia nueva… A ver si puedes!!! Ya nos hace falta otro genio como el de Freud que después de 100 años todavía tiene detractores que llegan a los extremos del odio… Como por ejemplo.
                Suerte!!!

                Me gusta

            2. Muy bueno lo de recriminar el uso de una falacia de argumento ad hominem – insulto – y utilizarla a renglón seguido para desautorizar – en el medio institucional donde yo trabajo, alguien que argumenta de este modo se desautoriza a sí mismo y por sí solo. – Máxime cuando se está usando muchas otras, del hombre de paja, de simplificación, de ignorancia, por citar algunas a lo largo de todas las respuestas. Podría decir que me ha dado mucha información sobre ese medio institucional del que alardea, pero quizás eso fuera caer en otro tipo de falacia ¿verdad?, porque nadie es 100% representativo de un medio. Arroparse es un conjunto para intentar ganar autoridad en un debate es nuevamente otra falacia, de mayoría en este caso y tergiversada, porque nadie nos asegura que el resto realmente piense como usted. De seguro que con toda esta retórica embelesa a mucha gente poco preparada pero los que sabemos discriminar, cribar y mirar por encima de las formas hacia el contenido entendemos rápidamente frente a quien estamos.

              Me gusta

    2. Como persona a la que de vez en cuando también le gusta fliparse, le recomiendo que la próxima vez que empiece un comentario enumerando sus logros académicos y profesionales luego escriba algo que justifique el haber enseñado los títulos a la grada. Que para meter una cuña publicitaria de un evento tampoco le pedían el título de doctora, y se podría haber ahorrado tanto test de Rorschach.

      Me gusta

        1. No se que mal le hizo a usted S. Freud o si es una reacción para sublimar el deseo reprimido por no obtener un sobresaliente en teoría del psicoanálisis cuando estudió la carrera.
          Lo sabe mejor que yo (supongo) todo psicólogo es un charlatán pero también los filósofos, los escritores….que seas buen o mal charlatán puede depender el éxito de una terapia.
          Creo que la psicología como la psiquiatría tienen mucho que agradecer no sólo a la salud mental, sino también a la teoría de la mente, al arte y a la cultura en general. De paso le recuerdo que le guste o no Freud es uno de los representantes de lo que se ha llamado la filosofía de la sospecha.
          Usted explicaría una psicosis paranoica en términos estrictamente de sinapsis o de falta de litio o de tal o cual vitamina. Eso si que es pseudociencia, explicar los procesos mentales como una cadena de reacciones bioquímicas sin tener en cuenta la cultura, la familia, la pubertad etc.
          Para finalizar lo de la adicción a la coca en aquellos años…como que no, es como decir que los apaches mescaleros son drogadictos.
          Menos mal que existe el psicoanálisis porque hacer crítica del arte desde el punto de vista cognitivo conductual debe ser pesadísimo.

          Me gusta

          1. Es muy de discípulo de Freud el responder a la crítica aludiendo a problemas psicológicos, en vez del argumento. En eso se le reconoce.

            Primero, porque no sabe las notas que yo saqué, ni sabe que en la Universidad de Granada la teoría del psicoanálisis es una asignatura optativa, que pasé de estudiar porque ya habíamos leído y estudiado suficiente en Historia de la Psicología, Psicología de la Personalidad y Métodos de investigación.

            Segundo, eso de que todo psicólogo es un charlatán es otra típica defensa como el político que dice “yo soy corrupto, por tanto todos lo somos.” Y no es cierto. Muchos psicólogos hacen investigación rigurosa, muchos tratamos de aplicar sólo práctica basada en la evidencia. Es otro argumento muy de mierda.

            Tercero, la psicología no se aproxima a los problemas de conducta desde el modelo biomédico. Confundes psiquiatría y psicología, porque no tienes ni puta idea de lo que hablas. Por eso vienes a un profesional que sigue un modelo contextual, psicosocial, donde se tiene en cuenta el contexto de la persona, y le dices esas sandeces.

            Cuarto, la crítica al arte desde una perspectiva cognitivo-conductual no se da, porque la psicología no tiene por qué hacer críticas de arte, eso pertenece a otras disciplinas. Por supuesto, los psicoanalistas lo hacían porque la charlatanería no tiene límites. Pero los psicólogos no tenemos por qué hacer crítica artística.

            Me gusta

            1. Al leer su respuesta ya me ha quedado claro el flaco favor que usted le hace a la psicología. Primero por el lenguaje soez y arrogante que utiliza muy impropio de un profesional de la psicología y segundo por, supongo, deformación profesional que es incapaz de ver el verdadero sentido de lo que le he dicho.
              A mi personalmente me da igual si la teoría y praxis psicoanalítica es correcta o no, lo mismo le digo de la TCC que usted tan dogmáticamente defiende. En mi trayectoria personal y profesional he aprendido que abordar un problema desde un sólo punto de vista sólo permite adoptar una solución cuando para un mismo problema puede haber varias soluciones. Y sobre todo, la ciencia que pretende buscar la verdad es tan absurda como intentar buscar el ojo divino, simplemente porque la verdad no existe. No sólo eso, lo que para usted es una verdad absoluta a los Nuer o a los innuits les importa un comino, es más con toda esa sabiduría psicológica no duraría ni medio día en aquellos contornos, por el contrario con un poco de pensamiento mágico tendría bastantes posibilidades de sobrevivir.
              Para entendernos: una cosa es no estar de acuerdo con tal o cual corriente o teoría y otra desdeñar de forma tan petulante a gran cantidad de profesionales que intentan hacer bien su trabajo aunque usted no lo crea (piensa el ladrón que todo el mundo es de su condición).
              Por otro lado me importa una mierda (perdón por utilizar su lenguaje) si estudió historia psicoanalítica o no, si era optativa o no y si estudió en Granada o Harvard pero es que criticar con tanta inquina al psicoanálisis y descalificar de semejante forma una corriente del tipo que sea llamándole de todo menos guapo a Lancan, Freud no me parece serio.
              Sobre el punto tercero sé perfectamente lo que es la psiquiatría y la psicología, le recomiendo que su pretende mantener un blog lea atentamente las repuestas que le escriben.
              Dé argumentos y pruebas que demuestren la inoperatividad del psicoanálisis y no argumentos falaces tipo si Freud era cocainómano o si dijo fulanito en su libro que tal y cual cosa, sobre todo por que menganito y citranito dijeron todo lo contrario de lo que dijo el primero. Pero sobre todo más humildad, respeto y amplitud de miras.
              Ah y no soy discípulo de nadie, de serlo, de Marx, Levy Strauss o Eric wolf.
              PD: desdeñar el pensamiento de Foucault le quita mucho, pero mucho “punch” intelectual.

              Me gusta

              1. Vaya tela.

                En primer lugar, la veracidad del argumento no depende de si se dice de una manera más o menos educada. Ese es un no argumento, como decir que las cosas son más verdad si se dicen con palabras más bonitas que con tacos.

                En segundo lugar, a los estafadores (conscientes o no) se les debe tratar como a tales. Si arrogancia es señalar que una terapia no tiene prueba de efectividad, apaga y vámonos. Y no me vengas con lo que es o deja de ser propio de un profesional de la psicología, porque el código deontológico no dice nada de lo simpáticos que tenemos que ser, pero sí dice bien claro que no se deben usar terapias sin evidencia y aquí estamos.

                En tercer lugar, eso de que la verdad no existe es una mamarrachada de argumento. Una cosa es admitir que ciertas ideas son subjetivas y abiertas a interpretación, y otra que no existen unas leyes de la conducta que se han probado una y otra vez. Y es un argumento que se autoderrota, porque si la verdad no existe, ¿qué razón hay para creerse las sandeces de Freud? ¿O las de Lacan?

                En cuarto lugar, lo de los esquimales es otra pollada como vender el coche para comprar gasolina. Precisamente es un ejemplo de que existen verdades absolutas, y ellos las conocen (en lo tocante a la supervivencia en su entorno) por experimentación empírica, y no por cipotadas acerca de cómo una persona en realidad lo que quería era follarse a la propia madre.

                En quinto lugar, despreciar a los posmodernos es lo que hace cualquier persona con dos dedos de frente, y una mínima capacidad lógica, que no se deja engañar por el uso de un lenguaje muy abstruso para no decir absolutamente nada. Pero de eso habla mejor mi amigo Ángelo Fasce, que es Licenciado en Filosofía, Máster en Lógica y Filosofía de la Ciencia, Máster en Neurociencias Básicas y Aplicadas (UV), y que está realizando un doctorado en Lógica y Filosofía de la Ciencia (UV) acerca de la naturaleza de la ciencia como proceso cognitivo, y la elaboración de un criterio de demarcación entre ciencia y pseudociencia. A ver si eso te parece suficiente.

                Por cierto, tengo un amigo que es profesor de Lógica en la facultad de Filosofía de la UB, y se parte la caja con lo de Foucault. Nadie serio considera a esta gente algo más que un chancro.

                https://lavenganzadehipatia.wordpress.com/2016/10/02/lo-posmo-1-por-que-la-posmodernidad-es-una-fabrica-de-imbeciles/

                Me gusta

                1. Tiene un usted un problema de marco discursivo. NO REFUTA CON ARGUMENTOS SÓLIDOS. Que un amigo sea filósofo y tenga muchos másteres no quiere decir que Freud o el Psicoanálisis sea un bluf.
                  Haya usted con su conciencia, sus creencias, sus técnicas, sus amigos profesores etc, etc.
                  CONSEJO: trate el asunto que trate hágalo con respecto y consideración porque está dejando la profesión de psicólogo a la altura del betún.
                  Que le vaya bonito.
                  PD. No ponga palabras en su boca que no son suyas, lo que dicen sus amigos lo dicen ellos. Ahora, no me creo nada que un prof de filosofía de la UB no reconozca la talla intelectual y la influencia que ha tenido FOUCAULT en el pensamiento contemporáneo y no lo digo yo, lo dicen eminentes catedráticos de todas las ramas del conocimiento, si me permite usar sus argumentos.
                  Lo dicho…con dios

                  Me gusta

                  1. Los argumentos se han presentado claramente, que es precisamente que el psicoanálisis no ha dado evidencia de su validez en más de un siglo. Y me hace gracia que un defensor de lo posmo reclame argumentos sólidos, y diga a la vez que total, no hay una verdad absoluta y tal. La empanada mental que se gasta es épica.

                    Y si la profesión está a la altura del betún será por los mamarrachos que la han poblado con pensamientos mágicos. Como los que defiende.

                    Me gusta

                  2. Tiene un usted un problema de marco discursivo. NO REFUTA CON ARGUMENTOS SÓLIDOS. Que un amigo sea filósofo y tenga muchos másteres no quiere decir que Freud o el Psicoanálisis sea un bluf.
                    Allá usted con su conciencia, sus creencias, sus técnicas, sus amigos profesores etc, etc.
                    CONSEJO: trate el asunto que trate hágalo con respecto y consideración porque está dejando la profesión de psicólogo a la altura del betún.
                    Que le vaya bonito.
                    PD. No ponga palabras en su boca que no son suyas, lo que dicen sus amigos lo dicen ellos. Ahora, no me creo nada que un prof de filosofía de la UB no reconozca la talla intelectual y la influencia que ha tenido FOUCAULT en el pensamiento contemporáneo y no lo digo yo, lo dicen eminentes catedráticos de todas las ramas del conocimiento, si me permite usar sus argumentos.
                    Lo dicho…con dios

                    Me gusta

                2. “En tercer lugar, eso de que la verdad no existe es una mamarrachada de argumento. Una cosa es admitir que ciertas ideas son subjetivas y abiertas a interpretación, y otra que no existen unas leyes de la conducta que se han probado una y otra vez. Y es un argumento que se autoderrota, porque si la verdad no existe, ¿qué razón hay para creerse las sandeces de Freud? ¿O las de Lacan?”
                  Esto que usted dice, también, es válido para la TCC o sólo para psicoanálisis y demás mierdas como usted las llama.
                  Por cierto esas leyes de la conducta probadas una y otra vez de las que usted habla, le recuerdo que hace 3 siglos empapelaron a Galileo por discrepar de unas verdades absolutas probadas una y otra vez, que despues resultaron ser falsas.
                  De las leyes de Mendel a la genética actual hay un abismo y no creo que nadie tenga derecho a decir que Mendel era un embaucador. Humildemente Freud, Jung, Lacan….han aportado un corpus teórico lo sufiecientemente sólido, con sus errores y aciertos, como para estar en el Olimpo de la psicología y no denostarlos en foros como este. Me atrevo a decir que sin ellos posiblemente, usted, se dedicaría a vender neveras o productos de cosmética.
                  Un placer

                  Me gusta

                  1. Perdón. Hablando de empanadas mentales, los argumentos pertenecen al plano del discurso y la verdad al plano del conocimiento. Y el conocimiento está condicionado por la cultura, el momento histórico, el poder etc. por tanto relativo a…lo que es válido hoy mañana no lo es y por ello no tenemos que decir que es una mierda.

                    Me gusta

                  2. No, el argumento posmo no aplica porque, precisamente, la psicología se basa en conceptos falsables y que pueden ser estudiados para establecer su veracidad. Y resulta que tanto Galileo como Mendel se basaron en estudios hechos de la mejor manera posible dadas las limitaciones de su tiempo, y no en escribir pajas mentales e inventarse casos, como Freud. De hecho me parece fatal comparar a estudiosos honestos con un pajillero mentiroso y un elucubrador.

                    Freud, Lacan y los demás han sido un lastre que nos ha retrasado como ciencia y que hace que no se nos tome en serio y no se nos considere ciencia. Si no hubieran existido probablemente la psicología estaría adelantada 50 años. No han aportado nada de valor, y han tomado mucho, , además del enorme daño que han causado a pacientes y familias.

                    Me gusta

  4. La calidad científica de mis argumentos, Consuelo, es señalar que ni la división 12 de la APA reconoce al psicoanálisis como una terapia con apoyo empírico, y que no hay evidencia de su validez como modelo de conducta, personalidad, o lo que desee poner.

    Si a señalar que algo no tiene evidencia de ser verdad le llamamos “técnicas de publicidad”, igual la persona que necesita esclarecimiento no soy yo.

    Me gusta

  5. Usted sostiene que Freud era cocainomano y que sus descubrimientos y reflexiones sobre el inconsciente, la sexualidad, la satisfaccion, el deseo, la represion, la cultura… no tienen ningun valor porque no siguen el metodo cientifico?

    Me gusta

        1. No es un argumento científico. Es un argumento que demuestra cómo la adicción pudo influir en su conducta, haciéndola menos ética aún dada su proensión a recetar coca para absolutamente todo, cosa que Crews explica en su obra (y no es ni de lejos el primero).

          Me gusta

  6. Estimado Ramón,
    A pesar de los argumentos que das, hay algunos hechos que de la “ciencia” que pueden ser puestos en cuestión.
    Uno de ellos es el hecho de que el número de trastornos de la clasificación de la APA varíe con cada edición si como dices están basados en observaciones científicas. El propio método usado para la elección de los criterios,que como bien sabrás consiste en una elección a mano alzada entre supuestos expertos, dudosamente puede considerarse científico, a no ser que sea visto desde la perspectiva de que los trastornos de nueva aparición muchas veces vayan ligados a la previa aparición de nuevos fármacos para ellos. En ese caso, parece claro que se basan en la ciencia, en la ciencia económica.
    Otro ejemplo sería la inclusión de la homosexualidad entre los trastornos mentales en anteriores ediciones del DSM, y su posterior desaparición. Dudo que nadie será tan ingenuo en considerar que se debe a un hecho de la ciencia natural, si no a una cuestión de cambio social y discursivo.
    Por último, recomendar la lectura del Kaplan y Sadock, sinopsis de psiquiatría 11° edición (que tampoco dudo que conozcas), considerado el manual de referencia de dicha ciencia, en el que se dedica varios apartados a los tratamientos psicoanalíticos y en el dice, cito textualmente (pág 845) “el psicoanálisis se mantiene como un método insuperable para descubrir el significado y la motivación del comportamiento,en especial de los elementos del subconsciente que conforman los pensamientos y sentimientos”.
    Un saludo.

    Me gusta

    1. Estimada Carolina, yo soy tan crítico con el modelo del DSM y el modelo biomédico de los trastornos mentales como lo soy del psicoanálisis, precisamente por las mismas razones: carencia de rigor. Sobre ello, siempre recomiendo la lectura del excelente trabajo de Marino Pérez Álvarez, empezando por “La invención de los trastornos mentales.” Precisamente por eso, soy crítico del DSM.

      Repasaré el Kaplan y Sadock, pero la verdad, recuerdo que me pareció esa afirmación bastante gratuita, sobre todo siendo una afirmación no basada en investigación.

      Me gusta

  7. He estado echándole un ojo al libro de Crews antes de ampliar un poco el anterior comentario.

    Entiendo que tu intención, Ramón, no era dedicarle un artículo a la cocaína, pero me chirría un poco que el consumo de Freud figure como primer argumento sin darle un poco más de contexto. Que Freud se anduviese chutando farlopa día sí y día también creo que complementa todos los otros argumentos que se exponen a continuación: es el punto obsesivo producido por el uso crónico de cocaína lo que alimentó las creencias que Freud ya tenía en la cabeza.

    Pero es que tampoco estamos hablando de que fuera un caso aislado: en aquel momento, la cocaína prometía mucho; no sólo como terapia farmacológica con los pacientes, sino para tener la mente trabajando todo el día a destajo. De hecho, por eso y por su disponibilidad, todos los primeros casos de adicción a la cocaína se dieron en profesionales del ámbito de la medicina. No salió bien en el caso de Freud, pero sí en el de William Halsted, que al mismo tiempo que entraba en una deriva de consumo compulsivo, también por vía inyectada, hizo grandes aportes a la cirujía moderna (en este médico se basa el inmenso personaje de Clive Owen en «The Knick»). Y por cierto, si bien el libro habla de Halsted, lo hace sólo para referirse a los gramos que consumía al día, y no para poner también en valor lo que representó toda su labor de investigación de nuevas técnicas quirúrgicas para el desarrollo de su disciplina médica.

    Luego hay que entender que en aquella época partían muchas veces de supuestos erróneos; los medios eran otros y faltaban estudios en condiciones. Supongo que eso explica que hubo quien la vio adecuada para tratar el exceso de nervios y que la considerasen, muchas veces, un depresor del SNC, ahí ahí con los opiáceos.

    Y creo que con esto ya queda escrito el comentario que me prometí que no iba a escribir cuando leí el artículo anoche. Espero que al menos no me haya quedado demasiado panfletario.

    Un abrazo,

    david

    Me gusta

    1. El anterior comentario pretendía ser la continuación de uno que escribí hace unas horas, y que pensé que estaría pendiente de aprobación. Decía, en primer lugar…

      Por matizar el tema de Freud y la cocaína, la popularización de la vía intranasal fue posterior a la época en la que el de Viena empezó a usarla. Él la tomó por vía oral y subcutánea durante, al menos, los años 1883-1895. La aplicación en la membrana nasal tenía como objeto reducir la congestión, y sí me suena que alguna de sus pacientes sufriera necrosis nasal, pero hasta donde yo sé, no era el caso de Freud (aunque sí se la aplicó en ocasiones).

      «Uber Coca» (1884) fue la monografía que dio lugar a la expansión de la cocaina desde una perspectiva terapéutica. Usos lúdicos aparte, contemplaba seis campos: «Como estimulante, para trastornos gástricos, para la caquexia, para curar a morfinómanos y alcohólicos, para el tratamiento del asma, como afrodisíaco y en aplicaciones locales». No obstante, ya se habían hecho ensayos muy prometedores que la ponían como la panacea (igual que luego pasó con la heroína), aprobados por publicaciones médicas de prestigio. Después de la publicación del monográfico, Merck y Parke Davis fueron las farmacéuticas que promocionaron el fármaco. De hecho, Merck tradujo el ensayo al inglés, sin ser demasiado fiel al original en algunas partes, y luego exagerando otras en los mensajes publicitarios. Por ejemplo, Freud fue bastante cauteloso al hablar de sus facultades afrodisíacas (además de la correspondencia privada, sólo describió los efectos referidos por tres pacientes).

      Pero lo más interesante. Escohotado hace referencia, en «Historia general de las drogas», a la posible relación entre las inyecciones de coca que se autoadministraba Freud y la aparición del psicoanálisis:

      «Por lo que respecta al posible influjo de este fármaco en la génesis del psicoanálisis, sólo puede asegurarse que los primeros sueños interpretados meticulosamente por Freud acontecen durante el período en que más cocaína tomaba (por vía subcutánea tanto como oral), y que el tema del fármaco aparece en el sueño llamado de la inyección de Irma y en el de la monografía botánica. Un artículo relativamente reciente mantiene que la euforia cocaínica contribuyó considerablemente a su teoría de la vida psíquica: tal como las culturas primitivas se sirven de drogas para poner a los individuos en contacto con lo numinoso, Freud habría utilizado la cocaína para entrar en contacto con lo inconsciente. “De hecho”, dice von Scheidt, “desvió a Freud del sendero académico habitualmente seguido en la época para orientarlo hacia investigaciones de una originalidad revolucionaria”.»

      Las referencias aparecen en el «Historia…». Si queréis alguna en concreto os la saco.

      Un saludo,

      david

      Le gusta a 1 persona

    2. No es panfletario, pero es importante.

      En ciencia, a la hora de valorar una contribución, se valora la evidencia, y se valora al que presenta la evidencia, por si puede haber conflictos de intereses. A mí me parece que, en el ámbito de la psicoterapia (no tanto la cirugía), una adicción a las drogas compromete la objetividad del terapeuta. Mucho. Más cuando el terapeuta muestra mala praxis debido a ella.

      Me gusta

    3. Hola
      Que pensas de los aportes de Freud a la, podriamos llamar, sociologia cultural como Moises y la religion monoteista o Totem y tabu o El malestar de la cultura. Es un Freud que habla de la represion de la sociedad del superyo como los ma datos autoritarios.Que opinas de su influencia en pensadores como Delleuze o Foucault. De su influencia en todos los filosofos estructuralistas. Tienes razon en que el psicoanálisis no da pruebas y evidencuas de sus prácticas profesionales pero por otro lado si eliminaramos de cuajo a Freud y a Lacan, como explicamos nuestra naturaleza inconsciente. Un saludo.

      Me gusta

      1. “Que opinas de su influencia en pensadores como Delleuze o Foucault.”

        Me pregunto lo mismo. En muchas carreras universitarias, incluso en cátedras de filosofía y epistemología (como se denota en quien dice ser epistemologo en cometarios más abajo) tiene mucha influencia.
        ¿Será que tal vez muchos análisis realizados con honestidad, y muy interesantes por cierto, y sus conclusiones, al estar, en parte al menos, basadas en una perspectiva psicoanálitica están viciados y por lo tanto deberían descartarse dado que sus principios y conclusiones estarían muy o completamente errados?

        Tal vez Foucault, Delleuze, etc. sólo hayan sumado confusión. Sería realmente importante que se aclarara alguna vez.

        Le gusta a 1 persona

      2. Mi opinión sobre los posmodernos es tan mala como la que tengo sobre los psicoanalistas. Ángelo Fasce lo explica mucho mejor que yo en el link de abajo.

        Nuestra naturaleza inconsciente la explican psicólogos como Daniel Kahneman, Gigerenzer, Skinner, y otros que estudian la conducta con rigor y seriedad. A nivel emocional hay grandes como Damasio. Hay una plétora de grandes científicos estudiando los procesos inconscientes. Y lo que nunca encuentran es nada que se parezca a lo que el psicoanálisis (en cualquiera de sus vertientes) describe. Nada.

        https://lavenganzadehipatia.wordpress.com/2016/10/02/lo-posmo-1-por-que-la-posmodernidad-es-una-fabrica-de-imbeciles/

        Me gusta

        1. ¿Se puede concluir entonces que también tiene mala opinión sobre el feminismo, y las Teoría de Género en general? Dado que se basan mucho en el pensamiento posmodermo y en psicoanálisis.
          Aclaro que es una pregunta honesta, no estoy haciendo chicana. Creo que se comprende la conexión entre ambas cuestiones y que la duda tiene razón de ser.

          Basado en la posición que indique ¿Qué opina de los usos de pronombres no sexistas y de las leyes que están dando en algunos países obligando a respetar la identidad de género que indica cada persona?

          ¿Le pare que se trata todo de una agenda de imposición de ideas de una izquierda irracional que hace caso omiso a la ciencia y los hechos?

          Me gusta

          1. En efecto, tengo una perspectiva negativa de la teoría del género, y de los feminismos (feminismo es un paraguas muy amplio), que se apoyan en ella. Es más, creo que a la luz de la evidencia científica, no existe otra posible posición que el feminismo, pero no ciertos tipos de feminismo que se ven a menudo en internet.

            No creo que el uso de pronombres sea decisivo ni cambie nada, pero entiendo que todas las personas tienen derecho a que nos dirijamos a ellas como deseen. O sea. no creo que usar más pronombres de un tipo que otro produzca un cambio de actitudes sociales, pero es una cortesía que no me importa extender.

            Y sí, hay sectores de la izquierda que abrazan la irracionalidad, y eso me preocupa profundamente. Pero vaya, pensamiento mágico lo hay en la derecha: la religión y el liberalismo económico son igualmente formas de pensamiento mágico, por contraposición al reiki, el psicoanálisis lacaniano y mierdas de esas.

            Me gusta

            1. Muchas gracias Ramón por sus respuestas.

              Debo decir que concuerdo en general. En todo estos temas es difícil, como dice el dicho, separar la paja del trigo, y más aún hacer comprender que criticar no quiere decir estar en contra de determinadas luchas (justas por cierto).

              Soy de la opinión de que hay que decirle al rey cuando está desnudo. Lamentable es que en ocasiones se vea como ataque. En fin, es parte de lo que somos.

              Me gusta

  8. Si se valorara el conflicto de intereses en la ciencia no se tratarían como hechos probados ciertos diagnósticos que se sabe que son nombrados como tales por intereses farmacéuticos. Cómo ejemplos Eisenberg, “creador” del diagnóstico TDAH quien confesó que era un diagnóstico ficticio hecho para vendar pastillas. O Biderman, gran impulsor del incremento del diagnóstico de trastorno Bipolar, que se sabe que ha cobrado más de 2 millones de dólares de las farmacéuticas por su trabajo de difusión, o el propio Allan Frances, responsable de la edición del DSM IV y autor del libro “¿Somos todos enfermos mentales? Manifiesto contra los abusos de la psiquiatra” donde expone como los criterios DSM están mediatizados por la industria farmacéutica y como la APA y sus diferentes divisiones se lucran de su dinero.
    La adición al dinero que viene de las drogas farmacéuticas compromete tanto o más la objetividad de la ciencia como, según dices tú, la adición del terapeuta.

    Me gusta

    1. De nuevo, la refiero al excelente trabajo de Marino Álvarez sobre el tema. De nuevo, desde la psicología somos críticos con el modelo biomédico. No me tiene que convencer.

      Pero eso no da ni quita validez al psicoanálisis. Que la psiquiatría funcione mal es independiente.

      Me gusta

  9. Según dices Freud maltrató a sus pacientes, pero te olvidas de comentar que la ciencia psicológica que defiendes no está exenta de malos tratos.
    Entre ellos la terapia de condicionamiento aversivo, usada para reconvertir a los homosexuales a través de las descargas eléctricas o la inyección de sustancias genéticas. Autores de la talla de Martín Seligman o Robert Spitzer publicaron trabajos científicos, en los que afirmaban que sus datos avalaban el uso de dichas técnicas,lo cual se hizo durante años. En el 2012 (hace 8 años nada menos) la OMS publicó un informe en el que demostraba que no había evidencia de que dichas terapias fueran eficaces e incluso en muchos casos provocaban depresión y suicidios. El propio Spitzer tuvo que retractarse públicamente sobre las conclusiones de su estudio. Actualmente estas técnicas están legalmente prohibidas en muchos países.
    Decir que la psicología actual es una ciencia, que sus métodos están demostrados, y que no hay conflictos de intereses es querer decir demasiado, pero querer saber poco.

    Le gusta a 1 persona

    1. Decir que se hace mala ciencia no invalida el estatus de una disciplina como tal. Especialmente cuando hablamos de estudios hechos en otras épocas. La terapia de condicionamiento aversivo es una aberración, y desde luego no simpatizo con la psicología positiva, que es poco rigurosa y gusta de anunciar como cosa probada estudios con evidencia floja.

      Pero es que la homosexualidad se trataba con esos tratamientos en los años 60, y la APA declaró que esas terapias no funcionaban y eran peligrosas en 1994. La OMS llega bastante tarde, obviamente. Y, antiéticos como eran esos tratamientos, al menos eran experimentos que intentaban cumplir los requisitos metodológicos (que no éticos) de la investigación científica. Cosa que el psicoanálisis no ha intentado jamás.

      Me gusta

      1. El grave error es que esos eminentes científicos hayan considerado la homosexualidad como una enfermedad, aparte de experimentos acientíficos subyace un componente homófobo. El psicoanálisis no lo ha intentado jamás porque, posiblemente, no haya considerado la homosexulidad una enfermedad.

        Me gusta

        1. Los psicólogos no consideran la homosexualidad una enfermedad hace mucho mucho tiempo, y hablas de lo que no sabes. Y eso de que el psicoanálisis no considera la homosexualidad un trastorno es otro invento. Defiendes cosas que desconoces, y atacas cosas que ignoras. Es difícil encontrar un comentario más estúpido que el tuyo.

          Me gusta

        2. Perdone, pero las ediciones I y II del DSM que son aquellas en las que la homosexualidad se consideraba un trastorno estaban concebidas desde una perspectiva psicoanalítica ya que en aquella época el psicoanálisis reinaba (tristemente) en la psiquiatría y los psiquiatras recibían una formación fuertemente influenciada por el psicoanálisis.

          Me gusta

  10. Gracias, estimada Carolina, por recordarle a esta psicología con ínfulas de supuesta ciencia su pasado más reciente y mostrar así lo que son hoy las TCC: puras y simples técnicas de autosugestión inducida, a veces con el uso de la fuerza más bruta. Son la expresión técnica de aquella ideología autoritaria que en psicología tuvo como padre a Skinner: “La libertad es un lujo que no podemos permitirnos” (sic).

    Su recurso constante y machacón a la supuesta “evidencia científica” es un simple error de traducción. “Evidence” no es “evidencia”, es en primer lugar un indicio, un signo que hay que saber interpretar, a veces con un largo trabajo, nunca un dato evidente en el que sólo cree (religiosamente) la ausencia de espíritu científico.
    (Un poco más de Bachelard y Canghilhem no les iría mal).

    De hecho, hay que ver solamente los recientes fiascos en el mundo “psi” para comprobarlo:

    http://science.sciencemag.org/content/349/6251/aac4716

    https://www.nature.com/news/first-results-from-psychology-s-largest-reproducibility-test-1.17433

    https://www.frontiersin.org/articles/10.3389/fpsyg.2017.00879/full

    Me gusta

    1. Eso de la supuesta ciencia viene a evidenciar que no tenemos muy claro lo que es una ciencia y lo que no.

      Lo de que la TCC son técnicas de autosugestión me parece divertido, y ya que vamos a citar a Skinner no vamos a dejar de citarlo mal, como buen tópico cuñao. XD Porque claro, conductismo = autoritarismo es un argumento nivel tertulia de Carlos Herrera. Si citas a Skinner, cítalo bien.

      Cuando hablo de evidencia, hablo de evidencia acumulada en múltiples estudios, replicados a lo largo del tiempo. ¿Dónde está la evidencia del psicoanálisis? Han tenido un siglo para ello. Pero claro, tanto Lacan comO Freud aceptaron abiertamente que el psicoanálisis no funciona. Vamos a recordar:

      “La misma Asociación Psicoanalítica Internacional en el 2002 afirmó: “No hay un estudio que permita concluir que el psicoanálisis sea eficaz en relación con un placebo activo u otra forma de tratamiento”.”

      O sea, que no sé qué estás defendiendo. Bueno, supongo que o estás combatiendo tu disonancia cognitiva, o estás defendiendo tu medio de vida.

      Me gusta

    2. Por cierto, sobre la replicabilidad en psicología, este hilo del excelente Fernando Blanco:

      Vamos a recordar con cariño que el psicoanálisis no ha replicado nada nunca, en ninguna parte XD

      Me gusta

  11. Dicho sea de paso, y en pro de los estudios basados en la “evidence”, hay varios de estos estudios, como los de la Generaliat en Catalunya sobre autismo, que dan el mismo nivel de fiabilidad al psicoanálisis que a otras terapias.
    ¡Basta ya de cientificisismo excluyente!

    Me gusta

    1. Esos estudios son los que siguen la famosa hipótesis (Falsa) del Dodo, y si de verdad no sabe por qué esa hipótesis es incorrecta, no sé de qué estamos hablando acá.

      Aparte de que lo del cientificismo excluyente es una sandez. O seaq, ¿que todo vale? Defendamos también la inclusión de la terapia basada en el horóscopo, pinchar a la gente con agujas, las trepanaciones y los exorcismos. Total, si todo os da igual y no hace falta demostrar nada.

      ¿Pero a que tú no vas a ver a cualquier médico a tratarte una dolencia? Bueno, o igual sí XD

      Me gusta

  12. Me llama mucho la atención cuando una persona o como en este caso un “psicólogo” ostenta poseer la verdad y además por si fuera poco asegura ayudar a la gente dejando de lado cualquier tipo de charlatanería.

    Me hubiese gustado leer un verdadero articulo con bases científicas y no solo un texto arrebatado en donde un millenial encabritado exhorta a través de la palabra ciencia, científicamente y método científico a creer en una verdad que él mismo no termina de comprender.

    En ningún momento pude leer un argumento que desmontara ninguno de los postulados del psicoanálisis. Por el contrario, tuve que soportar las desatinadas acrobacias mentales de una persona que utiliza como fuente valida de argumento tuits y frases cortas llenas de mala intención del tipo: “era un cocainómano”, “maltrató a su paciente”, “nunca la curó”, “se metió más cocaína” y demás estupideces.

    Me recordaste a las vecinas chismosas de mi barrio cuando pelean y creen que el que grita más fuerte o el que ofende con más odio tiene la razón.

    No digo que la obra de Freud esté exenta de errores, como la de cualquier teórico, científico, pensador o filósofo, pero de eso a desdeñar toda la obra de una persona que era más culta que tú a la edad de 6 años me parece un absoluto atropello.

    Me llama la atención también el exordio barato que haces para intentar vender el método científico como si fuera la RECETA PERFECTA para producir una verdad. Solo evidencias tu corto alcance mental y lo que es peor, incitas a un montón de idiotas que no piensas más que a través de otro idiota que los piensa y que les dice lo que está de moda pensar.

    Para terminar, casi estaría dispuesto a apostar mi cabellera a que leído por lo menos uno o dos libros completos de Freud, no lo has hecho, de lo contrario no te lanzarías a la carga como el burro motivado que eres.

    El día que intentes derribar a Freud o a cualquier otro pensador que haya dejado huella profunda en la historia, primero trata de alcanzarlos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Qué asombroso montón de palabras para no decir nada. ¿Eres psicoanalista?

      Las fuentes están al final del artículo, y también hay más en los comentarios. Hay que leer muchas palabras juntas, a veces números y gráficas y eso, entiendo que es duro, Neil. Muy duro.

      El único corto alcance mental es el del vendedor de supersticiones. La investigación es difícil, escribir chorradas es fácil. Freud y todos sus descendientes no son más que vendedores de humos, y la falta de evidencia lo demuestra. Eres un creyente en la astrología, en el tarot, en los fantasmas. No eres diferente del idiota que cree ver la cara de Cristo en una tostada.

      Vete a darle lecciones a quien le interese. Pero aprende a leer antes.

      Me gusta

      1. No soy psicoanalista Ramón Noguera, soy (si se permite el término en tu foro), epistemólogo. Y voy a estar encantado de mostrar tu articulo a mis alumnos como un claro ejemplo de “Ad hominem”, porque no es más que solo eso.

        Dejemos de lado tus arrebatos de chico de secundaria que acaba de acceder a una supuesta verdad y que se muestra encantado de pulular a los 4 vientos. Me ha gustado tu frase esa que dice: “que asombroso montón de palabras para no decir nada”, y veo además que no tienes reparo en lanzarla como un intento fallido para demeritar mis palabras. Sin embargo, no me extraña, porque eso es exactamente lo has hecho en todo tu elaborado juego de palabras “Ad hominem” que tienes a bien en llamar “ARTICULO”.

        Dices (no sin errores de redacción e incluso hasta ortográficos) que

        “A día de hoy, ninguna terapia psicoanalítica se cuenta entre las terapias apoyadas por la evidencia, recopiladas por la división 12 de la APA (2). Sólo aparece la terapia psicoanalítica para el trastorno del pánico, y como podéis ver, su estatus es “controversial”, o sea, la evidencia no es concluyente. Esto es lo mejor que han podido hacer en más de un siglo, estos vendehumos”.

        Y me gustaría preguntarte: ¿la APA? ¿Acaso no es el discurso del poder en cuanto a psicología?

        El problema en la actualidad en el ámbito académico acerca de los métodos y técnicas que le dan coherencia y racionalidad a las investigaciones, es un asunto que ha tenido un connotado descuido por parte de las instancias institucionales, a nivel universitario, que tienen como responsabilidad orientar en el uso adecuado de las técnicas para la presentación de textos científicos. El denominador común son Comisiones Asesoras o Comisiones Técnicas, normalmente conformadas por Jefes de Programas o de Estudios, o alguno que otro investigador de renombre que funge como invitado y cuyo juicio tiende a ser considerado parte de la norma o resolución que a bien tenga por tomar estas instancias.

        En este aspecto, se está frente a la burocracia superlativa que tiende a destacar, más que en cualquier otra organización, la académica (con su estructura matricial y su hipervaloración a las voces extranjeras en el ámbito investigativo), estableciendo cánones y preceptos metódicos que van más allá de cualquier entendimiento lógico del proceso investigativo.

        Lo que pasa es que a ustedes los psicólogos de la rata les encanta transitar siempre por dos caminos. Caminos que son siempre fáciles y sencillos: blanco o negro, bueno o malo, correcto o incorrecto, me gusta no me gusta. Y la ciencia dura y la vida son siempre mucho más que eso. Sé que debe ser algo duro de entender para ti, pero pues así son las cosas muchachón.

        Luego continuas con tu verborrea, que ojalá pudiera ser curada con una pastilla, como sucede con la diarrea:

        “Cuando la cocaína le causó necrosis de la membrana nasal, lo trató aplicando más cocaína. Lo prescribía como panacea para todo. La usó para tratar la adicción de un paciente a la morfina, y lo dejó adicto a ambas cosas. Y entonces afirmó que el tratamiento había sido un éxito. Y en sus informes se refirió a otros casos exitosos que nunca existieron”.

        Estás son solo acusaciones que no refutan ningún postulado teórico del psicoanálisis. Ninguno Ramón. Solo intentas desacreditar a Freud a partir de hacernos creer que era una horrible persona. Y eso es como si yo dijera que lo que tú tienes que decir no tiene validez solo porque eres feo y porque ocultas tu fealdad detrás de tu abundante barba. ¿Verdad que es una estupidez?

        Luego sigues en tu desesperado intento por desacreditar a Freud:

        “Freud participó junto con su mentor Charcot, al que adoraba como un cultista a su gurú, en sádicas prácticas con los enfermos del manicomio de Salpêtrière”.

        De nuevo No argumentas, solo tratas de presentar una imagen de Freud que (para el vulgo, poco letrado y fácilmente impresionable), parece de un cuento de horror. Pero se te olvida que esa psicología de la rata que tanto te esmeras en poner en un altar sagrado al que llamas ciencia, no solo hizo eso que dices con Pavlov, Watson y compañía, sino que además lo siguen haciendo. Medicando y patologizando a un montón de gente que tiene seguro social médico y que solo por esa razón son clasificados con alguno de todos esos desordenes (que los psicólogos y psiquiatras a los que adoras y de los que crees que eres parte) ponen a sus pacientes con tal de llenarse la cartera con dinero.

        Ahí podemos ver exactamente tu falta de ética y sobre todo tu necesidad, no de saber, sino de creer en algo que te haga valer un poco frente a la sociedad que te legitima como un profesional de la salud.

        sin embargo, llegas a tu momento de estupidez monumental cuando dices:

        “Freud creía en lo paranormal, la numerología, el ocultismo, los sueños como medios mágicos de entender la mente, cuando en realidad se inventaba cada vez un significado nuevo, pero siempre sexual. La mujer de Freud consideraba el psicoanálisis una forma más de pornografía”.

        Es obvio que como dije en mi anterior comentario nunca has leído un libro de Freud de lo contrario no hablarías como lo haces. Lo que sí que has hecho, es creer en tu maestro de cognitivo conductual que al igual que tú tiene bien inyectada en el cerebro la ideología del poder.

        Freud nunca creyó en lo paranormal, incluso esa fue una de las razones de su distanciamiento con Jung.

        Hablas de la interpretación de los sueños como “medios mágicos de entender la mente”. Eso no hace más que corroborar que ni siquiera has leído el prologo de dicho texto, sin embargo, es de llamar la atención que estés presto a intentar desacreditarlo, reproduciendo una “VERDAD” que le has escuchado a alguien más.

        “La interpretación de los sueños” de Freud podría decir que es el texto más emblemático del mismo y en dónde por vez primera (al menos de forma amplia y clara), se plantea un problema que aporta luces a la manera en la que el cerebro o la mente humana construye interpretaciones de los sucesos que le trastocan.

        Incluso me atrevo a decir que la Neuro ciencia (que de seguro has de admirar), toma elementos del psicoanálisis y en especial de ese texto del que hablas sin saber.

        Es más, actualmente existe una “ciencia” del control social que actualmente es valorada como cosa muy importante y que a su vez toma casi todo el corpus del psicoanálisis, me refiero a la mercadología. Pues esta fue la única que entendió bien a lo que Freud y compañía se referían con: “el deseo”.

        He tenido la oportunidad de ver de cerca sus estratagemas de atracción de clientes y es obvio que han hecho del psicoanálisis justo eso que Freud nunca quiso que hicieran. Controlar a los individuos.

        En fin.

        Luego haces lo que toda persona que no piensa por sí misma en un intento de prestidigitación el siguiente apunte el cual no puedo negar que se escucha muy bonito y es casi seductor:

        “El código deontológico de los psicólogos dice claramente:

        “el/la Psicólogo/a no utilizará medios o procedimientos que no se hallen suficientemente contrastados, dentro de los límites del conocimiento científico vigente” (art. 18)”.

        Eso no es otra cosa que un exordio. Un exordio que nos invita a aceptar sin dudar lo que está por decirse. Pero eso no es más que un truco muy utilizado por los de tu clase, para enredar a las personas que no tienen consciencia crítica. Una pena en todo caso.

        Lo que sí debo reconocer es que eres una de esas suertes de cómico contorsionista y que por momentos me hiciste saltar de mi asiento en una estruendosa risotada cuando leía la siguiente sentencia de tu parte:

        “Esto no convencerá a los ya persuadidos de que el psicoanálisis no tiene valor. Ayer mismo un tipo en Twitter recurría a todo tipo de contorsiones mentales en una discusión conmigo y otros compañeros para justificar que es psicólogo y hace psicoanálisis”.

        ¿En Twitter? ¿Discusión conmigo y otros compañeros? Ya veo. ¿Crees que porque la estupidez es abundante y que porque hay personas que creen en las mismas barbaridades que tú eres mejor que todos nosotros? Me hiciste recordar esa frase de Joseph Goebbels que dice: “una mentira dicha mil veces se vuelve verdad”.

        Aunque para ser honesto contigo se te pueden colgar otras frases de Goebbels para cuando intentas defender tu psicología de la rata:

        Adoptar una única idea, un único Símbolo; Individualizar al adversario en un único enemigo.

        Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave. Justo lo que haces en todo tu artículo. exagerar y desfigurar cualquier cosa que Freud hizo.

        Toda propaganda (en tu caso discurso), debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida.

        El discurso debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentadas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. ¿Acaso no hay mucho de eso en tu articulo?

        Llegar a convencer a mucha gente que se piensa “como todo el mundo”, creando impresión de unanimidad.

        Y podría (si tuviera tiempo), seguir aquí todo el día tratando de demostrarte que estás en un error y no precisamente porque Freud esté en un acierto, sino porque tu manera de abordar los asuntos a los que llamas “científicos” es escueta, burda y mal intencionada.

        Lo cierto es que nunca lo lograría porque tú no escuchas razones, solo quieres creer que eres mejor en algo que todos aquellos que suscriben el psicoanálisis, pero no lo eres muchacho. Y en todo caso nunca trataría de perder mi tiempo contigo tratando de convencerte de eso. Si en todo caso me propusiera convencerte de algo sería de convencerte de que te ahogues.

        Lo que me parece grave de un articulo como el tuyo es que otros, sin criterio lo lean y lo repitan como verdad cuando en su vida han tomado un texto entre sus manos.

        Sé que responderás diciendo: “Qué asombroso montón de palabras para no decir nada”, o “Vete a darle lecciones a quien le interese. Pero aprende a leer antes”. obviando tu exordio de: “di algo que no mola hablar solo” y ¿sabes por qué? únicamente porque eso responden los imbéciles.

        Le gusta a 1 persona

        1. Vaya hombre. Pues me asombra que un epistemólogo de crédito al psicoanálisis como forma de conocimiento válida. Vaya, que no pocos epistemólogos y filósofos de la ciencia lo consideran una pseudociencia y carente de validez.

          Por cierto, una falacia ad hominem no es lo que tú describes. Explicar por qué una estafa es una estafa no es un ataque ad hominem. Es la exposición de un hecho.

          No me extraña tampoco ver aparecer el argumentario posmoderno de que la APA es el establishment y claro, si la APA no reconoce tratamientos como válidos es porque son EL SISTEMA y así uno puede presentarse como un heroico rebelde. Pero la verdad es que no.

          Y ojo, no lo digo yo: lo dijo la Asociación Internacional de Psicoanalistas en 2002 (el psicoanálisis no es superior al placebo), lo dijo Jacques Lacan (el psicoanálisis no sirve para nada), lo dijo el propio Freud. No es sólo que lo diga la APA, o que lo haya dicho cada psicólogo que haya tratado de estudiar la validez de los constructos y técnicas psicoanalíticas, desde Eysenck a Beck.

          De hecho, precisamente esos motivos que citas como causa del descrédito del psicoanálisis, esos comités, son la razón de que se siga enseñando en muchas universidades como un modelo válido, en vez de simplemente como una parte de la historia de la psicología. Si no, de qué.

          La condescendencia cretina de llamarme “muchachón” a mis 41 años me da la misma risa que tu pensamiento mágico – místico y tu empeño en defender un disparate que ni sus inventores creían.

          Decir que Freud se inventaba sus casos, que se atribuía éxitos que no eran reales y demás POR SUPUESTO que desacredita sus escritos. Y su falta de rigor. Y su negativa a verificar nada de lo que escribía. El que pierde el culo con la historia de la cocaína eres tú, eso es la guinda de una tarta de mierda de 7 pisos. Es lo de menos. Sin cocaína, sigue siendo un farsante.

          Yo no hago ningún “desesperado intento por desacreditar a Freud.” Ya se desacreditó él, y sus seguidores, desde principios del siglo XX. No he descubierto nada, ni lo pretendo. Todo el que lee un poco sobre Freud y el psicoanálisis sabe lo que hay. El libro de Crews no es, ni de lejos, el primero en exponer estas cosas.

          Lo del distanciamiento con Jung tiene, me temo, motivaciones más bajas y prosaicas.

          Sobre la función del sueño, es más interesante leer a Rosamund Cartwright, que sí ha llevado una extraordinariamente larga y fecunda carrera estudiando el sueño. Y lo que ha encontrado no tiene nada que ver con lo que defendéis. Nada.

          Lo del código deontológico como exordio es, simplemente, palabrería. Es una forma de no admitir que aceptar esas prácticas está mal.

          Por supuesto, no puede faltar el comentario sobre los nazis porque esto es Internet y ningún cuñao sin nazis. Que sí, epistemólogo, que has copiado cosas de Goebbels de la Wikipedia. Toma, un pin. Sigues sin aportar una sola evidencia en favor de ningún modelo psicoanalítico. Ni una.

          Y por lo que más quieras, ahórrame el penoso espectáculo del psicoanálisis por internet que haces aquí:

          “Lo cierto es que nunca lo lograría porque tú no escuchas razones, solo quieres creer que eres mejor en algo que todos aquellos que suscriben el psicoanálisis, pero no lo eres muchacho. Y en todo caso nunca trataría de perder mi tiempo contigo tratando de convencerte de eso. Si en todo caso me propusiera convencerte de algo sería de convencerte de que te ahogues.”

          Porque de verdad, que en cosas como estas te conviertes en el estereotipo contra el que dices luchar. La defensa freudiana típica de “si no estás de acuerdo conmigo es porque tienes un problema mental”, eso nunca falla.

          Desde luego que me considero mejor que alguien que se dedica a vender humo. Al menos tengo ética. Muchos de los que defienden el psicoanálisis creerán honradamente que es una buena idea, digna de defensa. Todos creemos chorradas, a veces.

          Me gusta

        2. Joseph Goebbels, además de ser uno de los nombres más recurrentes en cualquier discusión, es también uno de los personajes históricos a los que más se han citado de manera errónea. Iba a explicarte el origen y posterior degeneración de su supuesta frase más famosa, y por qué no resulta verosímil sólo ateniéndonos a alguno de sus discursos (de los que están debidamente citados y permiten acudir a fuentes primarias) lo que sí dijo aquel ministro de propaganda, pero he tenido un día largo y confío en que un epistemólogo de tu talla sepa llevar a cabo un simple ejercicio de documentación informativa.

          Me gusta

        3. Me ha encantado tu argumentación y me he sentido aliviado, pues cada vez que leo las respuestas de este hombre me hierbe la sangre. No sé que interés espurio tiene detrás de ese discurso. Creo que como psicólogo debe de sacar algo positivo del psicoanálisis algo parecido a lo de la botella medio llena o medio vacía y como científico debe de respetar opiniones porque no sólo Freud y Lacan utilizaron este método; hoy día lo utulizan miles de psiquiatras y psicólogos. Todos esos profesionales no tienen ni P. idea??.
          Por cierto no me creo nada de que una depresión, una ludopatía, anorexia o psicósis se curen con 10 sesiones de terapia cognitivo conductual, eso sí que es charlatanería.

          Me gusta

          1. “Creo que como médico habría que sacar algo positivo de la teoría de los cuatro humores.”

            Eso de que como científico hay que respetar opiniones es otra chorrada de opinión. Como científico sólo hay que respetar la evidencia. Que muchos profesionales usen esto no significa nada: muchos farmacéuticos venden homeopatía y no tiene efecto. Igual los intereses espurios andan por allí.

            Y la duración media de los tratamientos en TCC para depresión están entre 12 y 20 sesiones. Eso es lo que hay. Si no te lo crees, pues vale.

            Me gusta

    2. Gracias por el comentario, nada más que añadir.
      Es curioso como un tipo se basa en el burdo insulto de recreo de colegio para desmontar una escuela de psicoterapia y una figura como Freud; lo único que refleja es la carencia de su propio modo de hacer.
      Ampararse en la APA para saber qué cosas curan y qué cosas no, qué cosas son ciencia y qué cosas no, es lo definitivo del artículo. La resubjetivación de lo que les pasa a nuestros pacientes no puede basarse en un criterio de expertos, que cambia según las vigencias sociales y lo cultural. Creía que habíamos superado la homosexualidad como enfermedad en el DSM-III pero veo que no. Y Marino Pérez creo que se horrorizaría por este artículo, donde un conductista cierra el horizonte de experiencia y de posibilidad de cambio de los pacientes a meras terapias cognitivas. Me gustaría pedirle al que ha escrito esta sarta de boludeces que nos explique qué es la esquizofrenia desde su modelo cognitivo-conductual. Qué manera más bruta de reducir la subjetividad.
      Independientemente de eso, espero que este sujeto no trabaje en salud mental, donde en la mayoría de hospitales de día se utilizan modelos diferentes a la TCC con buenos resultados en pacientes con TMG.
      Hay que tener la cabeza muy hueca para trabajar como psicólogo y criticar de esta manera a Freud, estoy seguro de que la mitad de las cosas que emplea o se ponen en juego en la entrevista se deben directa o indirectamente a la influencia de él o de los muchos otros que le siguieron. Y encima apelando a que si era cocainómano, o si su cuñada tenía las bragas verdes.

      Me gusta

      1. Lo malo Julian, es que sí se dedica a la salud. Ahí arriba pone: “citas y consultas”. Por eso es grave lo que él intenta hacer aquí.

        Saludos.

        Me gusta

      2. Julián, lo que es patético es venir con la santurronería de que el insulto está mal, para luego pasarse el comentario insultando.

        Si quieres leer a un autor solvente sobre esquizofrenia, puedes leer el trabajo de Salvador Perona, y dejar de perder el tiempo con mamarrachos. O no, porque supongo que no se puede convencer a alguien de algo cuando su sueldo depende de ese algo.

        http://www.infocop.es/view_article.asp?id=5293

        Me gusta

  13. Conozco los trabajos de Marino Pérez, mucho más de lo que tú conoces los de Freud, que sería de agradecer leyeras antes de hablar de ellos.
    También te recomiendo que leas los trabajos de los últimos años del propio Marino Pérez, por ejemplo, “Anatomía de la psicoterapia. El diablo no está en los detalles”, donde habla de los estudios que han demostrado la eficacia del psicoanálisis (Leichserning,2011; Máster, 2009, etc). En ese artículo Marino Pérez explica como el que unas terapias tengan más estudias no quiere decir que tengan más eficacia.
    Como sabrás la psicología basada en la evidencia viene de la concepción biomédica DSM un trastorno- una terapia eficaz ( igual que los fármacos), por lo que decir que una cosa no tiene que ver con otra es no querer saber de dónde viene el propio argumento que defiendes.
    Por cierto, que las terapias de tercera generación, a las que tú llamas chorradas han demostrado en muchos casos tanta eficacia como las TCC.
    Aunque parece claro que a ti saber eso, igual que leer a Freud, o las críticas a la evidencia de tu propio autor de referencia te viene mal. Desde luego que haces honor al nombre de tu blog, eres el vivo ejemplo del sesgo de confirmación.

    Me gusta

        1. Lo critica, pero no desde el desconocimiento y el tópico fácil como es tu caso. El que se quema las manos eres tú…
          Puedes leerlo en la siguiente entrevista:

          http://www.temasdepsicoanalisis.org/2012/12/28/entrevista-a-marino-perez-alvarez-el-conductista

          La falta de rigor de tu texto, y tus respuestas, más basadas en la descalificación que en argumentos serios están más cercanos a la charlatanería que al saber.
          Recomendaría a los estudiantes que dedicaran su tiempo a leer a profesionales más rigurosos, y principalmente a estudiar las fuentes originales en lugar de tomar por ciertos los rápidos y fáciles discursos basados más en el odio que en el conocimiento.
          Un saludo

          Me gusta

          1. Ya es la segunda vez (al menos) que citas algo que no dice lo que pretendes que dice. De hecho, las críticas que Marino Pérez hace a la psicología positiva, por ejemplo, en su artículo “Psicología positiva, magia simpática” son de más aplicación aún al psicoanálisis. No confundamos las críticas que hace a la psicología cognitiva (válidas) o al modelo biomédico (que suscribo) con que diga que el psicoanálisis es un modelo válido de la conducta. Porque para nada.

            Por otro lado, el que yo considere que Marino Pérez dice muchas cosas muy válidas, no significa que tenga que estar de acuerdo con el 100% de ellas. Por ejemplo, en algunos textos suyos parece defender la hipótesis del dodo (la de que todas las terapias son eficaces en mayor o menor medida), cosa que la investigación de Lilienfeld ha probado falsa. Así que Marino Pérez, siendo un científico y psicólogo brillante, puede equivocarse en algunas cosas. No pasa nada. El error es parte de la ciencia, y no desmerece la honestidad del que lo comete. El inventarse cosas como han hecho Freud y sus discípulos sí.

            Puestos a recomendar cosas a estudiantes, les recomendaría estudiar filosofía de la ciencia (y filosofía en general), para tener más capacidad crítica de evaluar las afirmaciones sin base de las que se componen todas estas escuelas que florecieron al amparo del paraguas de la psicología.

            Me gusta

            1. Ay Ramón Ramoncito. ¿En serio es mucho pedo entender que tu articulo está super mal estructurado e incluso hasta mal intencionado? Uno no está cerrado a creer que el psicoanálsis tiene en efecto errores, incluso como la obra de Aristóteles, Vigotsky o Piaget. Pero el problema no es ese. El problema es que tú vienes a tirar mierda del psicoanálisis con un articulo escueto, mal redactado y con una clara tendencia. En verdad te digo que tu articulo no es profesional, tampoco aporta nada al conocimiento. Por el contrario, está escrito para un público carente de crítica y a ti te encanta que te digan que estás bien, lo cierto es que no.

              Te crees un gran lector y crees que has encontrado la verdad, igual que un católico que cree que solo su dios es el verdadero. Si te das cuenta a eso que le llamas ciencia no es más que una forma bien estruturada de fe en algo que (aunque te jactes de decir que está absolutamente contrastado) ni tú mismo puedes comprobar.

              Quieres que te hablemos con argumentos, pero no ofreces ni uno solo. Hablas de que falta de rigor y de copi paste de wikipedia y en tu articulo hay tuits. Sé congruente Ramón y deja de hacer malabares, deja de ser un bribón del intelecto y ve a engañar a los chicos de la secundaria.

              Y así como críticas mi respuesta, deberías darte (con eso de que eres re listo), de que no es más que la misma forma barata de argumentación que utilizaste para desacreditar al psicoanálisis y por tanto aunque ambas parezcas congruentes, no lo son. Deberías haberlo notado muchachón. Y si te molesta que te diga muchachón porque tienes más de 40 años déjame decirte que es hora de madurez por más que te sientas en la flor de tu juventud, para que nadie te llame muchachón.

              Saludos y que te vaya bonito.

              Me gusta

  14. — “No tenemos muy claro lo que es una ciencia y lo que no”.
    En efecto, especialmente en nuestro campo “psi” cada vez está menos clara la diferencia entre ciencia y cientificismo. Eso no da validez a cualquier práctica terapéutica pero lo que sí está cada vez más claro es que los métodos de evaluación “clásicos” —más o menos eficaces en física o en biología— sirven de poco para evaluar nuestro campo y nuestra práctica. Cuando se trata del sufrimiento de sujetos singulares —no de meras conductas objetivables— necesitamos trabajar con otros métodos de evaluación, uno por uno, sin fiarse ciegamente de las estadísticas y del criterio de “normalidad”.
    (De hecho, incluso en farmacología se está ya planteando modificar estos sistemas de evaluación, que cada vez se muestran más sesgados. Ver por ejemplo los trabajos de Joan Ramon Laporte, director del Institut Català de Farmacologia).

    — “Lo de que la TCC son técnicas de autosugestión me parece divertido”.
    A la muchacha anoréxica que llegó a una de nuestras instituciones después de haber pasado por una breve tanda de sesiones de terapia coercitiva estilo TCC no se lo pareció tanto. La habían “curado” de su anorexia (así constará en las estadísticas), pero llegó allí después de un intento de suicidio.

    — Para seguir un debate serio y respetuoso —sin descalificaciones insultantes como las que vierte en su artículo y en sus comentarios— sobre psicoanálisis y ciencia, recomiendo leer al menos la siguiente referencia:
    https://psicoanalisisyciencia.wordpress.com/documentos/el-psicoanalisis-su-lugar-entre-las-ciencias/

    —Me tomo la molestia de intervenir porque me indican que este blog es leido por algunos estudiantes de psicología, con los que me encuentro con cierta frecuencia.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¿Qué tal si se hace con el último libro de Marino Pérez y comprueba la interesante y curiosa consonancia de su perspectiva, como “conductista radical”, con mi amigo y colega psicoanalista lacaniano José Ramón Ubieto, coautor con él de esta obra? Comparten un amable y respetuoso intercambio de puntos de vista sobre el TDAH, con curiosas coincidencias en sus respectivas investigaciones y metodologías.
      Si usted tomara ejemplo tal vez podría dialogar mejor con aquellos a los que anima a hablar, aquí o allá.
      Claro que también puede usted optar por anatemizar a Marino Pérez por los siglos de los siglos…
      Puede ver reseña del libro con entrevista a los dos autores en:
      http://www.psiara.cat/view_article.asp?id=4808

      Me gusta

      1. Tengo el libro de Pérez y Ubieto en la pila de pendientes, y tengo muchas ganas de leerlo. A ver qué tal.

        La entrevista la había leído, y me llama la atención el hecho de que cada uno de los dos autores va a su aire. No dicen nada en común, dando explicaciones profundamente distintas, como si se hubieran montado dos entrevistas diferentes.

        No voy a anatemizar a un científico como Marino Pérez por no estar de acuerdo con él en un punto. Es más, a veces he leído afirmaciones suyas que podrían interpretarse como defensa de la hipótesis del dodo de Wampold, con la que estoy en completo desacuerdo y que ha sido refutada.

        Pero la diferencia es que si un científico como Marino Pérez dice algo, lo sustentará en pruebas y datos y evidencias: podrá acertar o no, pero la base es esa. Es honrado. El error es parte de la ciencia.

        No es lo mismo que inventarte un montón de historias sobre el ser humano y nunca jamás molestarte en validarlas.

        Stephen Hawking pasó la segunda mitad de su carrera refutando los descubrimientos de la primera mitad de la misma. Eso es honradez. Yo respeto la honradez. El psicoanálisis no es más honrado que ninguna superstición. Esa es la diferencia.

        Me gusta

  15. Estimado Ramón,

    ¿Qué tal si se hace con el último libro de Marino Pérez y comprueba la interesante y curiosa consonancia de su perspectiva, como “conductista radical”, con mi amigo y colega psicoanalista lacaniano José Ramón Ubieto, coautor con él de esta obra? Comparten un amable y respetuoso intercambio de puntos de vista sobre el TDAH, con curiosas coincidencias en sus respectivas investigaciones y metodologías.

    Si usted tomara ejemplo tal vez podría dialogar mejor con aquellos a los que anima a hablar, aquí o allá.
    Claro que también puede usted optar por anatemizar a Marino Pérez por los siglos de los siglos, junto a su odiado Sigmund Freud…

    Puede ver reseña del libro con entrevista a los dos autores en:
    http://www.psiara.cat/view_article.asp?id=4808

    Me gusta

  16. De hecho, ya que sacan tanto a Lacan, vamos a citar a Lacan.

    El 26 de febrero de 1977, en una conferencia en Bruselas, Lacan dijo: “Nuestra práctica es una estafa, fanfarronear, hacer pestañear a la gente, deslumbrarla con palabras rebuscadas, es lo que habitualmente llamamos “rebuscado”. (…) Desde el punto de vista ético, es insostenible nuestra profesión; es por eso que me enferma, porque tengo un superyó como todo el mundo.”

    Vamos, que no hay por dónde cogerlo. Como decía Chomsky:

    “En el caso de Lacan, por ejemplo –y aunque va a sonar mal- tengo la sincera impresión de que era un charlatán deliberado y de que solo trataba de jugar con la comunidad intelectual parisina para ver cuántos disparates podía decir sin que dejaran de tomarle en serio. Digo esto en un sentido bastante literal. Lo conocí personalmente.”

    Cuadra perfectamente.

    Me gusta

    1. En efecto, eso dijo Jacques Lacan —Veo que empieza a leerlo. Cuidado, se empieza por ahí y se termina como Marino Pérez 🙂
      Pero debería leer también a qué se refiere con “nuestra práctica”. Se trata de la práctica “psi” en su conjunto: psicólogos, psiquiatras, psicoanalistas, psicofármacos, psicodélicos… Todo mezclado.
      Entender por qué considera Lacan la práctica “psi” como una estafa (“une escorquerie”), implica conocer algo de la diferencia entre demanda y deseo. Pero para eso hay que seguir leyendo…
      Y podríamos seguir también explicando por qué Lacan consideraba que el psicoanálisis (como otras prácticas “psi”) no podían ser una ciencia en las condiciones actuales…
      Saludos.

      Me gusta

      1. Qué pesado. Que he leído mucho a Lacan. Y a Freud. Y a otros Y me reafirmo en la opinión de Chomsky, Sokal y Bricmont. Es un estafador un vendedor de humo que trató de ver hasta dónde podía llegar diciendo estupideces, y vio que no había límite. Se montó su culto a la personalidad y era capaz de decirles en la cara que se reía de ellos y que siguieran adorándolo. Es pensamiento mágico religioso No hay más

        Me gusta

          1. Lo de Sokal y Bricmont no es un “malentendido”. Es pillarte con las manos en la masa. Y es algo que han hecho varias veces, recordemos, el presentar un texto incoherente y sin sentido a una publicación de este corte, y que cuele sin problemas. Porque todo vale.

            Y el texto de Miquel Bassols no aporta nada. Es una defensa que ya he visto, y que la verdad, me recuerda a un sacerdote talmúdico interpretando las escrituras. Es pensamiento mágico religioso, pura y simplemente.

            Me gusta

  17. A propósito de las estafas, o de las diferencias entre demanda y deseo: ¿Usted está seguro, cuando viene alguien a consultarle, de que aquello que viene a pedirle es exactamente lo mismo que aquello que desea? ¿No será usted también un “estafador” y todavía no lo sabía? La “boutade” de Lacan tiene mucha más miga que la de alguien que simplemente se confiesa como estafador. A todo eso, no he visto nunca a un verdadero estafador que confiese serlo. ¿Y usted?

    Me gusta

  18. Tal vez se dialoga mejor aceptando que siempre hay una opacidad en el lenguaje y que lo aparentemente claro y evidente esconde en otra parte lo más verdadero. Ha ocurrido tantas veces en la historia de la propia ciencia…
    Cuando usted escucha a un paciente ¿se fia de lo evidente?

    Me gusta

      1. Me lo temía. Le debe resultar demasiado opaco, o demasiado claro?
        El único lenguaje que pretende ser unívoco es el matemático. Y todavía. Cuando usted quiera definir bien sus términos, deberá hacerlo con otros términos de la misma lengua. De ahí que en este mismo blog unos cauntos puedan tambien malentenderlo a usted.

        Me gusta

        1. Insisto. No pocos pensamos que Lacan escribía en un lenguaje obtuso simplemente para camuflar que, en realidad, no estaba diciendo nada. Y la verdad, veo que es generalizado en el mundillo.

          Pero le doy la razón en una cosa: el lenguaje matemático es el más unívoco. Y se puede usar en psicología. Se usa en modificación de conducta. Y funciona.

          Me gusta

  19. Sí, Lacan es duro, muy duro de leer, más duro de lo que usted mismo evocaba más arriba.
    Él utilizó también el lenguaje matemático,sus conocidos matemas, pero no directamente en su práctica analítica (que yo sepa).
    ¿Usted utiliza lenguaje matemático con sus pacientes?
    Hacer estadísticas con resultados observados de conductas es otra cosa, y no se transforma en “ciencia” así como así. A veces las estadísticas, como en el caso que evocaba yo antes un poco más arriba, dejan escapar lo más verdadero. Pero seguro que usted no reduce le lenguaje matemático a las burdas estadísticas…

    Me gusta

    1. Pero bien, a ver si interviene alguien más en la conversación. Si no, esto corre el riesgo de convertirse en un “psicoanálisis silvestre”, como decía mi estimado Sigmund. Saludos.

      Me gusta

      1. Estimado Rel Llamp. Veo con gusto que usted ha estado haciendo la tarea. De entrada habrá que aceptar que el fallo es inherente al ser humano. Creer que se puede acceder a la verdad es solo un sítnoma de la charlatanería. Es el más reccurrente argumento de un “experto” que engaña a su cliente para darle eso que no tiene y anhela, no porque quiera saber la verdad, sino porque necesita que le den un bastón existencial que le permita soportar eso, que nunca le enseñaron a cargar.

        Es cierto que Lacan hablaba de la estafa del psicoanalisis, pero no porque fuese mal intencionado como nuestro buen amigo Ramón cree, sino porque entendió que el ejercicio psicoanálitico era practicamente imposible de realizar porque el ser humano es fallido desde su constitución. Creer, (como hace el amigo Ramón), que es posible desde la practica individual salvar, ayudar o incluso curar a un paciente es sin duda un gesto de egolatria que Lacan nunca se hubiese permitido.

        La psicología de la rata funciona hoy como la religión y es la posibilidad de un paciente que siempre ha estado acostumbrado a que lo nombren y le digan qué hacer con su existencia tenga por fin un titulo, un lugar, aunque ese lugar sea patológico y también para que el psicólogo apaga fuegos pueda creer que está haciendo algo por alguien y que sobre todo pertenece a algo que es más grande que ellos y que les da un lugar privilegiado dentro de la sociedad.

        Es cierto también que el lenguaje de Lacan es obscuro, justo como es y como debe ser el lenguaje. Pues aquel lenguaje que se levanta a sí mismo como claro y verdadero no es otro que el lenguaje del que quiere controlar una porción de ti. El problema es que la gente busca una verdad, la que sea, pero al menos que les permita tener una andadera para el mundo. El hombre no debería buscar una sola verdad, debería en cambio tener la fuerza para entender que este mundo es Inmundo y que ese es el problema. Problema que no debe ser resuelto, sino en todo caso afrontado.

        Saludos y buen día.

        Le gusta a 1 persona

        1. Si partimos de la premisa que es un artículo serio y no de humor o realizado para buscar una polémica barata esta respuesta de Neil Castro me parece que plasma perfectamente muchos aspectos del contexto actual, la encuentro acertada y me identifico con ella.

          Me gusta

        2. Neil Castro, siempre a tope.

          “Creer que se puede acceder a la verdad es solo un sítnoma de la charlatanería.”
          Vaya chorrada posmoderna que acaba de soltar. Si eso fuera cierto, los escritos de Lacan serían charlatanería igualmente, puesto que no podríamos acceder a la verdad mediante ellos, ¿no? De verdad, ¿eso es lo que aprenden?

          “Es cierto que Lacan hablaba de la estafa del psicoanalisis, pero no porque fuese mal intencionado como nuestro buen amigo Ramón cree, sino porque entendió que el ejercicio psicoanálitico era practicamente imposible de realizar porque el ser humano es fallido desde su constitución.”
          Otra chorrada sin fundamento. El ser humano es un organismo como los demás, no es fallido ni exitoso salvo en relación a su adaptación al contexto.

          Que tu práctica no sirva más que para decir sandeces no excluye que haya otras técnicas para ayudar con muchos problemas. De hecho, es síntoma de tu desvergüenza y tu falta de ética el que digas que bueno, no se puede ayudar a la gente. No podréis vosotros, porque lo que hacéis es inútil. Si es así, cerrad vuestras consultas de astrólogos y dedicáos a otra cosa, algo para lo que sirváis, si es posible XD

          La idea de que el ser humano se gobierna por leyes diferentes al resto de animales es un mito religioso, que pega muy bien con el psicoanálisis que no es más que otra superstición.

          Si el mundo es inmundo, ponte delante de un tren en marcha y deja de aburrirnos con tus sandeces.

          Me gusta

    2. Los matemas son símbolos matemáticos usados al azar, que no tienen sentido alguno, y son otra estratagema más para no decir nada.

      Yo con mis pacientes uso un lenguaje preciso y tan unívoco como es posible. Hablamos de conductas funcionales y disfuncionales, y entrenamos la modificación de esas conductas. No los mareo con pajas mentales.

      Los analistas de conducta ya han demostrado la validez científica de los estudios de N=1, cuando la metodología es rigurosa, incluyendo la reversibilidad del procedimiento. Así es como hemos obtenido las leyes del aprendizaje que conocemos hoy.

      Me gusta

      1. Muy bien Ramón, ya que dices:

        “Yo con mis pacientes uso un lenguaje preciso y tan unívoco como es posible. Hablamos de conductas funcionales y disfuncionales, y entrenamos la modificación de esas conductas. No los mareo con pajas mentales”.

        ¿Por qué no vienes aquí y usas un lenguaje preciso y unívoco? Ah, pero veo que dices que “como es posible”, ¿Osea que existe cierto grado de oscuridad en el lenguaje que utilizas con tus pacientes? ¿No los mareas con pajas mentales? Pero casi podría apostar mi cabellera a que les dices de entrada a tus pacientes que la terapia que vas a utilizar con ellos es ciencia dura y no chorradas de psicoanálistas.

        Por otro lado, me gustaría que contestaras honestamente las siguientes preguntas a fin de poder entenderte bien:

        ¿Para ti funcional es una conducta que está ampliamente aceptada por la sociedad en la que vive el individuo? o por el contrario ¿Es una conducta que produce algún tipo de progreso en la vida de un individuo y de sus congeneres?

        Para poner un ejemplo, me gustaría preguntarte: aquel individuo que fuma ¿tiene una conducta funcional o disfuncional? y aquel joven hiperactivo de primaria que ha sido medicado con Ritalin, a tu consideración tomar Ritalin ¿es funcional o disfuncional?

        Luego dices que entrenan (juntos supongo), la modificación de las conductas. Aquí mi pregunta es ¿Quién de los dos determina lo que es funcional y disfuncional? ¿el medico o el paciente? y ¿cómo lo entrenan? ¿Lo hacen como dice Ellis? Así de: “vas por la calle, y pasas por un lugar en donde venden donas, luego comienzas a salivar, lo que tienes que hacer es irte por otra calle”

        Otra duda que tengo es, si en algún momento has tenido un paciente que no llegue a tu consulta únicamente por alguna adicción o por problemas de autoestima.

        Me refiero ya sabes a algún paciente que diga que quiere matar a su terapeuta o algo por el estilo. Yo por ejemplo una vez tuve un paciente que llegaba a la consulta cubierta la ropa y el cuerpo con mierda. Decía que lo hacía porque no quería que se le acercara la “pinche gente”, igual tuve a una chica que deseaba enterrarle agujas en las uñas a toda su familia ¿Te ha tocado algún paciente así?

        Y ya para terminar y no abrumarte con mis preguntas, dices al final:

        “Los analistas de conducta ya han demostrado la validez científica de los estudios de N=1, cuando la metodología es rigurosa, incluyendo la reversibilidad del procedimiento. Así es como hemos obtenido las leyes del aprendizaje que conocemos hoy”.

        ¿Consideras que el mundo es mejor gracias a las Leyes del aprendizaje que conocemos hoy? Y por favor no me vayas a responder que claro que es mejor porque ahora, hemos experimentado un progreso sin precedentes o que por supuesto que sí, que tenemos Iphone X y tenis Nike con capsulas de aire, casi al alcance de cualquier persona.

        Me gustaría, no sé, una respuesta que me haga entender los beneficios complejos de la ciencia, ya sabes, algo que valga la pena y que no pueda ser tocado por nuestras sucias manos, algo que esté más allá del bien y del mal.

        Saludos Ramón.

        Le gusta a 1 persona

        1. Jajaja… Me parto el Ohio. Por supuesto que es Ramón el que lo sabe, lo funcional y lo disfuncional, lo adaptativo y lo que lo es, lo desviado y lo sin desviar… De hecho, en este tipo de experimentos, el único sujeto en juego es el experimentador. Un significante, las campanas, representa a un sujeto, a la sazón Ramón, para otro significante, los jugos gástricos… XD

          Me gusta

        2. No deja de resultar curioso el coñazo que das para ser alguien que afirma que lo que hace no vale ni para tomar por saco, y que por tanto, nadie puede hacer nada por los pacientes.

          Muy bien Ramón, ya que dices:

          “¿Por qué no vienes aquí y usas un lenguaje preciso y unívoco? Ah, pero veo que dices que “como es posible”, ¿Osea que existe cierto grado de oscuridad en el lenguaje que utilizas con tus pacientes?”

          ¿Tienes siempre tantos problemas con frases sencillas?

          “Pero casi podría apostar mi cabellera a que les dices de entrada a tus pacientes que la terapia que vas a utilizar con ellos es ciencia dura y no chorradas de psicoanálistas”
          No sé qué es eso de la ciencia “dura”. Les digo que la terapia cognitiva y la modificación de conducta tienen evidencia de efectividad si es el caso que les ocupa. Nada más.

          “¿Para ti funcional es una conducta que está ampliamente aceptada por la sociedad en la que vive el individuo? o por el contrario ¿Es una conducta que produce algún tipo de progreso en la vida de un individuo y de sus congeneres?”
          Es una conducta beneficiosa o al menos no perjudicial, para el individuo que no produce interferencia con su funcionamiento ni con el de las personas a su alrededor. Lo que la sociedad acepta o no es variable.

          “Para poner un ejemplo, me gustaría preguntarte: aquel individuo que fuma ¿tiene una conducta funcional o disfuncional?”
          Disfuncional, fumar es una adicción que perjudica su salud.

          ” y aquel joven hiperactivo de primaria que ha sido medicado con Ritalin, a tu consideración tomar Ritalin ¿es funcional o disfuncional?”
          No estoy a favor del tratamiento farmacológico del TDAH, dada la muy débil evidencia de dicho trastorno.

          “¿Quién de los dos determina lo que es funcional y disfuncional? ¿el medico o el paciente?”
          Ambos, al fijar los objetivos terapéuticos.

          ” y ¿cómo lo entrenan? ¿Lo hacen como dice Ellis? Así de: “vas por la calle, y pasas por un lugar en donde venden donas, luego comienzas a salivar, lo que tienes que hacer es irte por otra calle””
          Busca un libro de modificación de conducta y estudia. El de Labrador es excelente, y el de Martin y Pear un clásico.

          “Otra duda que tengo es, si en algún momento has tenido un paciente que no llegue a tu consulta únicamente por alguna adicción o por problemas de autoestima.”
          A mi consulta han llegado pacientes con depresión, ansiedad, problemas de conducta alimentaria, problemas de pareja, autoestima, deseo de un cambio de hábitos, deseo de adquirir técnicas de estudio, deseo de superar duelos, y muchas cosas más.

          “Me refiero ya sabes a algún paciente que diga que quiere matar a su terapeuta o algo por el estilo. Yo por ejemplo una vez tuve un paciente que llegaba a la consulta cubierta la ropa y el cuerpo con mierda. Decía que lo hacía porque no quería que se le acercara la “pinche gente”, igual tuve a una chica que deseaba enterrarle agujas en las uñas a toda su familia ¿Te ha tocado algún paciente así?”

          Sí, no puedo darte detalles y no sé qué tiene que ver esto con nada. Aparte de que compadezco a tus pacientes.

          “¿Consideras que el mundo es mejor gracias a las Leyes del aprendizaje que conocemos hoy?”

          Sí, en tanto que han supuesto un decisivo avance en la comprensión de la conducta humana, sin mamarrachadas ni tonterías de teólogos. El progreso tecnológico no tiene nada que ver con esto, y es otro de esos non sequiturs que escupes constantemente,

          Si no entiendes por qué es mejor saber las cosas con evidencias (aunque ese conocimiento siempre sea revisable), que seguir las pajas mentales de un chamán, no hay nada que nadie pueda explicarte, porque lo que quieres es un cura.

          Me gusta

          1. Estuve tentando a no responder más a tus comentarios Ramón porque veo con tristeza que tus críticas surgen siempre desde el odio, el recelo y la envidia y no del amor por la gente y creo que en esos casos, vale siempre la pena poner en su lugar a personas como tu; y no solo vale la pena, sino que además es justo y correcto hacerlo.

            Para tratar de ser claro al respecto considero (porque se nota en tu manera de escribir), que tú piensas que hay dos tipos de personas: las que creen lo mismo que tú y las que no. Obviamente a las que creen los mismo que tú, las tratas con condescendencia y a los que no, los insultas y piensas de ellos que son unos cretinos, justo como si hubiese dos tipos de “gente” en la humanidad y como si tú pertenecieras al mejor grupo de ellos y fueras en algo mejor que todos, aunque no nos digas bien en qué. En fin.

            Nunca he dicho que lo que hace el psicoanálisis no vale ni para tomar por saco, y que, por tanto, nadie puede hacer nada por los pacientes. Lo que trataba de decir es otra cosa muy distinta, misma que voy a tratar de explicar a continuación:

            Nunca me atrevería a desdeñar ninguna episteme, solo por mi incapacidad para gobernar mis pasiones.

            Es más que obvio que el psicoanálisis tiene errores, incongruencias y cuestiones que pueden ser cuestionables. Sin embargo, no creo que exista una sola episteme que no las tenga. Ni una sola. Y creo que pensar de esa forma no solo es una extravagancia, sino que, además, es un intento fatuo de control social que por ningún motivo debe ser bueno.
            En tu “articulo” acusas a Freud de torturar a sus pacientes. Pero cuando lo leía me parecía que era la biografía de Watson.

            Lo que me ha gustado del psicoanálisis son (entre otras cosas), eso que la gente no termina de entender, la envidia de la mujer por el pene masculino. No sé en tu país Ramón, pero aquí en donde yo vivo desde que se nace, los niños tenemos derechos distintos que la niña. Por ejemplo, aquí si eres niño no sirves la mesa, sino que esperas que las mujeres te den de comer, aquí no planchas la ropa, una mujer lo hará por ti, aquí los niños pueden tener novia, la niña no. Aquí los niños tienen permiso casi inherente a entrenar en un equipo de futbol, ir al karate, pero las niñas lo tienen siempre un poco más difícil.

            Dentro de los procesos de subjetivación en el ser humano, ¿no crees que eso pueda determinar una forma puntual de vivir la vida? ¿De encararla frente al mundo, cuando lo único que a esa edad nos hace diferente en apariencia es eso que cuelga entre las piernas?
            Freud no va a decir que la niña quiere tener un falo, lo que está diciendo Freud es: que la niña quiere los mismos privilegios sociales que tiene el niño. Justo como ahora se levanta un discurso feminista que tampoco ha entendido que la solución no es esa.

            Me ha fascinado el concepto de pulsión de muerte en Freud (así como las cartas de la guerra que Einstein insistió que Freud fuese su interlocutor). Considero que (la pulsión de muerte), no solo aplica para los seres humanos, sino que también hay evidencias de comportamientos aparentemente incongruentes en muchos animales que nos hacen sospechar que quizá, eso que existe entre lo “biológico” y el “contexto” que determina al organismo y que hemos tenido a bien, denominar psicología (psicología que no debe ser exclusiva del género humano y que quizá sea imposible de encerrar en uno o dos comportamientos), puede ser inatrapable, extensa, infinita, siempre cambiante y sobre todo absolutamente inconsciente e incognoscible.

            Cuando Freud hablaba de la pulsión, intentaba decir que esta es una especie de meta a la que sin saber por qué estamos eyectados a querer alcanzar (nosotros ahora, somos un buen ejemplo de esto, tratando de tener la razón, tratando de pasar por encima del otro, tratando de convencer, de demostrar que nuestra idea no es del todo invalida). La pulsión es para Freud la reinstalación del equilibrio previo al inicio del estado de tensión. El objeto de la pulsión es el elemento que posibilita a la pulsión alcanzar el fin. Justo como en el sexo y el orgasmo.

            Freud indica en “más allá del principio del placer” un tipo de accionar silencioso a la que denomina pulsión de muerte (y que afortunadamente no cae en la tentación de querer definir en su totalidad), y dice más o menos lo siguiente: “…estamos impulsados a concluir que los impulsos de muerte son, debido a su naturaleza, mudos y que la algarabía de la vida procede en gran parte de Eros”. Destacando de este modo la dificultad de reconocer clínicamente los derivados de la pulsión de muerte. También señala a continuación: “No hay dificultad en encontrar un representante de Eros, pero debemos estar agradecidos de que podamos encontrar un representante del evasivo instinto de muerte en el instinto de destrucción, en el cual el odio nos señala el camino”.

            Este texto no me parece digno de desestimar porque, así como tu mencionas que: “Sí, en tanto que han supuesto un decisivo avance en la comprensión de la conducta humana”. También es cierto que lo que prepondera es la incongruencia, el deseo casi insaciable de poseer, de violentar todo aquello que no puedo comprender, de aniquilar lo que es distinto a mí, incluso si eso que es distinto a mí está en mí mismo cuerpo, en mi misma mente. Por poner un ejemplo en una persona con anorexia.

            Desde mi perspectiva, eso que llamas “la conducta humana” no es sino algo que resulta imposible de comprender en su totalidad. A qué conducta humana te refieres: ¿Un español? ¿Un árabe? ¿Un japonés? ¿Un nativo de las amazonas? ¿Qué tienen ellos en común? ¿Qué los hace humanos? ¿Qué los hace mejores o peores? Sí le preguntaras a Freud, creo que diría que una especie de terror al incesto, que todos necesitan comer, que todos necesitan cagar y que todos necesitan dormir. Por último, quizá diría que todos ellos necesitan en algún punto reproducirse, desde la ameba, pasando por el pájaro Dodo, hasta los seres humanos.

            Esto es lo segundo que me encanta del psicoanálisis y la segunda razón por la que no podría desestimar, desdeñar o incluso insultar esta episteme. Sus principios son muy claros. Todo organismo necesita: comer, dormir, cagar y reproducirse. Y considero, además, que, si el cuerpo puede registrar todas estas experiencias, puede también estructurar una forma, quizá no definitiva de “psicología”.

            Me gustaría que me respondieras una cosa: ¿Cómo llega a saber un niño que él es algo? o mejor dicho que él (ella), es él (ella). ¿No crees que pudiera ser a través de su cuerpo? ¿A los cuántos años un niño sabe que él es él? ¿Crees que el cuerpo pueda comenzar a registrar ciertas huellas que el contacto con el medio va dejando en su cuerpo?

            Me refiero a huellas simples, como el hambre, la masticación, tragar, la digestión, la micción, todo el recorrido que la comida hace por su cuerpo. La necesidad de dormir una siesta y luego esa agradable (o no), sensación de tener el cerebro bañado en melatonina diciendo: ese que siente eres tú. Todo esto antes del lenguaje.

            Luego la confrontación con la autoridad paterna. Ese obstáculo que se encuentra siempre entre el deseo mismo y el objeto del deseo. Deseo que puede ser transferido a cualquier objeto.

            A Freud le han criticado mucho eso del deseo de matar al padre. Pero y si como dice Dawkins, somos creaturas egoístas que solo piensan en satisfacer su deseo de fornicar. ¿No es justo el padre el que se interpone entre mi vigor lúbrico y la satisfacción de mi pulsión?

            El padre no es otra cosa que LA AUTORIDAD. El jefe de la horda primitiva, El Oso viejo que ha comido Salmón en el mejor lugar del río por años, resistiendo los embates poderosos una y otra vez de los jóvenes osos, hasta que un día impedido para seguir luchando, simplemente va río abajo a morir de hambre. El padre es la autoridad que dice siempre “No”. La madre por el contrario dice siempre: “Sí”.

            En “El Malestar en la Cultura” Freud dirá que eso que no cierra, eso que se rompe siempre, eso que no termina de cumplir mi deseo, eso que no me permite ser un animal potente es justo la autoridad en turno dentro de un contexto muy específico que denominamos “La Cultura”. Y eso Ramón, genera mucha negatividad en los individuos.

            Ahora bien, siguiendo con la idea de la pulsión de muerte Freud dirá que, en contraposición a esta tendencia primaria, se encuentra la pulsión de vida como representante de la cohesión, integración y organización, cuya finalidad es construir y conservar unidades cada vez mayores y más complejas. Eros constituye una fuerza de motorización y dinamismo que provee al ser vivo del empuje necesario para contrarrestar lo destructivo, permitiendo así conservar la vida y sostener el desarrollo.

            Freud enfrenta, en el caso de la pulsión de vida, una dificultad mayor, dado que esta tendencia no cumple con la característica fundamental de toda pulsión, cual es el retorno a un estado anterior. Eros va en contra de esta regla al propugnar el establecimiento y mantención de formas cada vez más diferenciadas y complejas, favoreciendo la conservación de un nivel constante de tensiones e incluso aumentando las diferencias en el nivel energético entre el ser vivo y su medio. Honestamente no me parecen chorradas Ramón.

            Te preguntaba que si habías tenido pacientes que no llegaran a tu consulta con problemas de: ansiedad, problemas de conducta alimentaria, problemas de pareja, autoestima, deseo de un cambio de hábitos, deseo de adquirir técnicas de estudio, deseo de superar duelos. Justo porque todas esas cosas se generan no en la mente de las personas, sino en un contexto HISTORICO bien definido.

            Apenas escuchaba a un “especialista” que aseguraba que habían encontrado la situación exacta en el cerebro del estrés. ¡Válgame Dios! No será que las causas del estrés se encuentran justo en la forma de vivir de las personas en este tiempo concreto.

            Cuando Lacan decía que la practica psicoanalítica era una estafa lo decía porque justo creer que toda esta complejidad puede ser resuelta de alguna forma es propia de inocentes o de charlatanes. Freud y Lacan refutaron sus propias teorías y al psicoanálisis mismo. Yo he leído textos en donde Freud acepta que estaba en un error y que eso que creía era una estupidez. Eso es honestidad Ramón.

            Freud en el final de “La interpretación de los sueños” dice más o menos lo siguiente: “cuando yo comencé con este proyecto creía que podría resolver de una vez por todas los misterios de la mente humana. Sin embargo, ahora creo que eso es igual de estúpido que querer escudriñar y entender absolutamente todos los secretos del Universo”.

            Creer que podemos ayudar a un paciente es un síntoma, el único que puede cambiar algo de él, es el paciente mismo. Quizá el terapeuta pueda ser una herramienta (lo mismo que un azadón que hace surcos en la tierra), pero el único que puede hacer un surco en la tierra es un hombre que ha decidido hacer ese surco.

            Yo no creo que el psicoanálisis sea inútil, por el contrario, creo que es la única terapia que le da la posibilidad al paciente de ser algo que no tiene nombre, porque eso es lo que precisamente Es.

            Y así como tú desdeñas el psicoanálisis, yo desdeño el conductismo. No porque no sirva, o porque sea inútil (sería una tontería decir que es inútil), sino porque lo que mayormente ha posibilitado es un mecanismo de control social que hace daño a la gente. Obvio que dejar de fumar puede ser posibilitado por el conductismo, obvio que superar un duelo puede ser posibilitado por el modelo cognitivo conductual, lo mismo con la ansiedad, con las conductas alimentarias, los problemas de pareja, los problemas de autoestima, pero en serio no creo que ese sea el VALOR SUBLIME DE LA PSICOLOGÍA.

            La mayoría de los profesionales de la salud detestan al psicólogo, los médicos piensan que somos una bola de estúpidos, en mi país creen que los que estudian psicología son los pobres y los mugrosos que no tuvieron cabida en otras escuelas. En la escuela de derecho cuando ven a un tipo que no lleva traje y corbata dicen de broma: “aquí no es la facultad de filosofía o la facultad de psicología, hay que venir bañados”.

            Lo hacen porque en el fondo saben que el psicólogo no es otra cosa que una ortopedia social que sirve únicamente para controlar los pequeños fuegos que surgen en la sociedad, los bomberos de anomias, los mecánicos de cuerpos que nacieron desviados.

            Sin embargo, yo encuentro en el psicoanálisis, en la antropología, en la semiótica y en la sociología una posibilidad genuina de realizar un cambio estructural en la sociedad y no de seguir clasificándola y patologizándola como se hace en el DSM. Generaciones enteras de niños skinneados, de gente que acude a la consulta pidiéndole al médico que le dé un nombre, que le diga quién es, por qué se siente siempre insatisfecho y regresando a ser funcional en un trabajo que de seguro odia. Saliendo contentos cuando el psicólogo les dice: “tienes trastorno histriónico de la personalidad”.
            Cuando alguien me pregunta a mí quién es, yo siempre le respondo: “no lo sé, eso lo tienes que descubrir tú. Si quieres podemos andar juntos, sin embargo, ese es tu trabajo y no el mío”.

            Para terminar, decirte Ramón que, menospreciar, desestimar y burlarse del psicoanálisis me parece igual de estúpido que desdeñar la Biblia, el Tao Te King, La Ilíada, los poemas de Gilgamesh, los inventos de Leonardo Da Vinci, o cualquier otra forma de conocimiento que ha trastocado a la humanidad y si probablemente crees que exagero puedo decirte que el psicoanálisis fue uno de los primeros intentos serios de ocuparse de aspectos harto importantes, tales como la sexualidad vista desde la concepción psicológica, la violencia (que dicho sea de paso, hasta en el amor hay un elemento de violencia), las cuestiones más básicas como el sueño, el hambre, los excrementos y un montón de cosas de las que odiamos hablar en nuestra época caracterizada por lo superfluo, por lo simple, por resolver todo con un botón (o pellet), que nos brinde una solución práctica para la vida, apagando fuegos aquí y allá sin resolver nada de raíz, pues a diferencia de lo que tú crees el mundo no es mejor que antes, lo único que realmente ha cambiado es el promedio de vida de la gente que lo habita, porque siguen habiendo un montón de problemas sociales que están a evos de solucionarse. Claro que nos ha tocado vivir en una de las épocas más fáciles de la historia, pero quizá no sea eso lo que necesitamos.

            Te mando un saludo afectuoso Ramón, en serio. Las ganas de discutir contigo se me han quitado a medida que he estado escribiendo todas estas palabras que no servirán para nada, excepto para mantener un soliloquio aquí en este lugar en donde el tiempo lo borrará todo. Justo como el paciente que acude a una consulta psicoanalítica a hablar y hablar tratando de encontrar una verdad pequeña que no sea la de todo el mundo, ni sea la definitiva, pero que de seguro le permita vivir con valentía.

            Un abrazo.

            Me gusta

            1. Tu análisis es tan largo como incorrecto e incoherente.

              Precisamente porque amo a la gente y porque el ser humano me parece fascinante entiendo que es necesario denunciar la falsedad. Precisamente porque amo la psicología entiendo que hay que defenderla de los que distorsionan y manchan su buen nombre.

              Si no eres capaz de desdeñar ninguna episteme, no puedes saber nada. Así de simple. Si todo vale, nada vale. Queda muy posmo el decir que el conocimiento no existe, pero eso lleva a gilipolleces como decir que un faraón no pudo morir de tuberculosis, porque la inventó Koch en el siglo XIX. Eso es oscurantismo. Puro y duro.

              La ciencia comete errores, tiene inconsistencias e incongruencias, pero las detecta y corrige, poco a poco. No es su perfección, es su honradez lo que admiro. No le pido que sea perfecta, le pido que sea honrada. El psicoanálisis no lo es. Es un invento, una estafa, que se niega a revisar sus supuestos incluso ante la evidencia del error.

              No detesto a Freud por equivocarse. Detesto a Freud por mentir.

              Que las mujeres en España sufren de discriminación (cierto) no valida una teoría de la personalidad, ni una terapia. Es mezclar churras con merinas. Y por cierto, eso cambia. Eso es lo que enseño a mis hijas, y eso es lo que cada vez más hombres enseñamos. Las cosas cambian, quizá más despacio de lo que querríamos, pero cambian.

              Lo que tú describes del contexto es válido, pero haces una exégesis igual que un sacerdote contemporáneo que trata desesperadamente de mantener vigentes unos textos sagrados que claramente no tienen sentido. Y dices que Freud quería decir una cosa que no quería decir porque era un misógino, porque decía que las mujeres tenían un superyo débil, que su personalidad no estaba bien conformada como la de los hombres. La histeria es una enfermedad femenina, porque las despreciaba.

              Pero ahora, igual que un cura católico que se inventa significados que los escritores de la Biblia no pudieron dar a su texto, tú intentas pretender que Freud en realidad era alguien que no era.

              Que muchas de nuestras interacciones con el contexto sean inconscientes no valida el psicoanálisis. Porque la psicología ya decía eso: las leyes del aprendizaje no exigen que un proceso sea consciente. La psicología cognitiva estudia extensamente cómo decidimos y cómo muchos de esos factores no son conscientes. Pero de nuevo, la evidencia de la pulsión de muerte se niega a aparecer, y explicaciones mucho más parsimoniosas en términos de aprendizaje son mejores.

              La historia de la humanidad es la historia de gente que dice arbitrariamente “eso no podremos entenderlo nunca” para, a continuación, tener que comerse esa afirmación. No creo que la conducta sea incomprensible. Es más, seguimos avanzando en su comprensión, como avanzamos en la comprensión de otras muchas cosas. Pero eso es un trabajo arduo, frustrante y difícil, que requiere mucho más que sentarse a escribir opiniones sin verificar. La ciencia es mil veces más dura que el ensayo.

              Un nativo del Amazonas aprende igual que un español, y que un japonés. Nuestros organismos son iguales en todo el globo en lo esencial. Las leyes de la conducta no sólo se aplican a los seres humanos, sino a la mayoría o la totalidad de animales. Eso va mucho más allá de cagar, comer y reproducirse.

              ¿Tu padre se interpone entre tu deseo y la satisfacción? ¿Cómo? Si a menudo son los padres y las madres la fuente de reforzamiento, la satisfacción de los deseos que los niños tienen? ¿De qué habláis?

              ¿Que la madre dice siempre que sí? XD Me parto. ¿Te das cuenta de que estás repitiendo un cliché misógino del siglo XIX y tratando de justificarlo? De verdad que es el mismo lenguaje de un cura tratando de que creamos que unos textos escritos por unos follacabras de la Edad del Hierro son todavía guías para movernos por el mundo.

              Sin embargo, dices una cosa que es correcta:

              “Apenas escuchaba a un “especialista” que aseguraba que habían encontrado la situación exacta en el cerebro del estrés. ¡Válgame Dios! No será que las causas del estrés se encuentran justo en la forma de vivir de las personas en este tiempo concreto.”

              Eso es lo que dice el conductismo. Eso es lo que dice la terapia cognitiva. Eso es en lo que se basan las terapias contextuales. La diferencia es que ellos no elucubran oscuros complejos, rollos literarios y deseos incestuosos, ponen a prueba sus tesis y sus métodos, y son honrados.

              Lacan no cree que la terapia psicológica puede funcionar porque él no podía hacer que funcionara. Es lo que decía antes: siempre hay quien dice que algo no se puede saber, lo cuál sólo significa que esa persona cree que, como no puede saber algo ella, nadie puede. Lo siento por Lacan y lo siento por Freud y siento que su honestidad no alcanzara para que impidieran a otros lucrarse con unos métodos que no sirven.

              Freud se rindió. Peor para él. Si fuera por ellos, estaríamos en las cuevas.

              También concuerdo contigo en que el cambio lo hace el paciente. El psicólogo presta herramientas, nada más. Y no es poco. Enseñar a las personas a cambiar su conducta es algo muy poderoso, y no un mecanismo de control social.

              Lo que piensen los médicos o los abogados a mí me la suda. Si piensan que somos unos inútiles, es a Freud o Lacan a quien hay que dar gracias por ello.

              Aprecio, sin embargo, la voluntad que expresas y creo que tu deseo de ayudar es genuino. No creo que aciertes el camino, pero puedo entender por qué lo eliges. Así que un afectuoso saludo para ti también, y que tengas suerte.

              Me gusta

  20. Freud cocainómano, histeria femenina, sueños mágicos, edipo encubierto… Sólo ha faltado lo de que las mujeres tienen envidia de pene y cerramos el círculo. Gran artículo de humor sobre los tópicos del psicoanálisis. Lo he encontrado muy divertido y me he podido reír un ratito. Se agradece un poco de humor de vez en cuando.

    Me gusta

  21. Me declaro fan del personaje que has creado. Irreverente, con total libertad para decir lo que sea sin importar las consecuencias, el conocimiento que se tenga sobre el tema o la educación, portavoz de la verdad y defensor a ultranza de una corriente “pseudopráctica”. En serio, me encanta. Aquí tienes un seguidor de la página. Como decía antes, el humor siempre se agradece.

    Me gusta

      1. Vaya, lo siento. Creía que era un personaje que habías creado con el fin de ganar presencia en redes a través de polémicas. Lo siento por tí. Cuídate, y espero, que con tiempo y lectura, mejores. Saludos.

        Me gusta

        1. Yo no creo que mejorar sea practicar una estafa mientras se mira condescendientemente a la gente que trata de llevar a cabo un trabajo serio, pero a fin de cuentas la gente que cree een chorradas suelen ser politoxicómanos de creer gilipolleces. Gracias por el interés.

          Me gusta

  22. No soy psicoanalista, lo primero. No creo que se me pueda acusar de sesgo de lealtad a un modelo. Que el psicoanálisis clásico de Freud y algunas ideas de otros autores no tienen fundamento, vale. Pirados los hay en todas las corrientes. Pero no es cierto que no exista evidencia de que la psicoterapia psicodinámica no sea eficaz. No me voy a poner a argumentar, a los hechos (científicos me remito):

    https://jamanetwork.com/journals/jamapsychiatry/article-abstract/2605200?redirect=true :”outcomes of psychotherapies (most notably dialectical behavior therapy and psychodynamic approaches) significantly improved borderline-relevant outcomes (symptoms, self-harm, and suicide) compared with control interventions”.
    https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26043322
    “A día de hoy, ninguna terapia psicoanalítica se cuenta entre las terapias apoyadas por la evidencia, recopiladas por la división 12 de la APA (2). Sólo aparece la terapia psicoanalítica para el trastorno del pánico, y como podéis ver, su estatus es “controversial”. FALSO: https://www.div12.org/treatment/short-term-psychodynamic-therapy-for-depression/ (evidencia modesta en depresión); https://www.div12.org/diagnosis/borderline-personality-disorder/ (Dos terapias de corte psicodinámico para el TLP).

    Me gusta

  23. Comparar los cuadros psicopatologicos de ahora con los de la época victoriana, la clasificación de Freud, es absurdo. Es como criticar las monomanías de Esquirol.

    Puta payasada el escrito, no tienes ni idea de psicologia, escuelas de psicoterapia y psicopatologia

    Me gusta

    1. Correcto, más absurdo es que el autor no parece estar al tanto de que la mayoría de experimentos en psicología conductual no han sido reproducidos. Quiere decir que Ramón Nogueras ofrece terapías basadas en evidencia igual de insuficiente, sino es que estafas a la salud.

      Me gusta

  24. Hola Ramón. Quisiera conocer su opinión acerca de Jordan Peterson y sus críticas, sobre todo en cuanto al posmodernismo y a los estudios de género. Disculpad si no es el espacio adecuado. Saludos

    Me gusta

    1. Hola, Roma. El posmodernismo me parece un cáncer para la filosofía, y un refugio para todo tipo de charlatanes. Los estudios de género, en tanto fuertemente influidos por el psicoanálisis lacaniano y una serie de teorías acientíficas. pues igual. Decir que el género es completamente social es sencillamente falaz, tanto como decir que sólo hay dos sexos y que la homosexualidad es electiva.

      Jordan B. Peterson no es, precisamente, santo de mi devoción. Más aquí.

      Un fuerte abrazo.

      Me gusta

  25. Algunos necesitan meter mierda afuera para porqué no tienen nada bueno que hablar de ellos mismos es una manera de hacerse publicidad y vender libros este tipo de gente sólo me crea rechazo al igual que sus obras conductistas? …..

    Me gusta

  26. Algunos necesitan meter mierda afuera porqué no tienen nada bueno que hablar de ellos mismos es una manera de hacerse publicidad y vender sus libros ….
    Cuando alguien habla tanto de los demás dice mucho de cómo és el mismo.
    Buenos dias gruñón 😉

    Me gusta

  27. Hola Ramón. Estoy siguiendo muy atento este debate. Me sorprende que aún quede gente que no le dé miedo ir contracorriente y repartir con la misma valentía con que se defiende.
    Estoy buscando información sobre la técnica EMDR. La OMS parece avalar la pero me huele a magufada. Me gustaría leer algo con criterio y saber tu opinión. Te lo agradecería mucho.
    Un saludo.

    Me gusta

  28. El post es una broma de mal gusto, los comentarios del autor y su sequito son peores.

    El autor dice que el psicoanálisis es falso porque Freude era cocainómano. ¡Y Carl Sagan también lo era!
    El autor dice que Freud maltrató a pacientes en el hospital y que por eso es falso el psicoanálisis. Si aplica lo mismo, ¿por qué no menciona los maltratatos de psicólogos conductistas, incluido al propio Skinner?
    El autor dique el el psicoanálisis no está dentro del DSM-V, pero se le pasó decir que el síndrome de falsa memoria, de E. Loftus (neoconductista) támpoco está reconocido, y que apenas un artículo desmiente la veracidad de la argumentación de Loftus y la expone como una defensora más cercana a un grupo de pro-pederastas y pedogilos. Además, Loftus renunció de la APA después de varias quejas en su contra.
    El autor basa toda su conclusión en las obras de Onfray y similares con un interés explícito en elegir sesgadamente fuentes documentales.
    El autor descalifica con el ad-hominem a Freud diciendo que éste creía en lo paranormal. ¡Y también el padre de la psicología, William James, pero era parapsicólogo! Según el autor, la psicología es pseudocienica porque James creía en la parapsicología. El autor además ignora los meta-análisis de Macro-PK.
    El autor dice que el psicoanálisis es pseudocientífico a base de un criterio demarcatorio a expensas pseudocientífico y refutado como el de K. Popper.

    De penita.

    Me gusta

    1. ¿Qué síndrome de falsa memoria? ¿De qué hablas?

      Sobre lo que mencionas de Loftus, sus investigaciones no sólo están reconocidas, sino que la General Review of Psychology la sitúa entre los 100 psicólogos más importantes de todos los tiempos. Lo único que he encontrado sobre lo que mencionas es este artículo, bastante extenso, sobre dos personas que presentaron quejas a la APA porque consideraban que las investigaciones de Loftus las perjudicaban.
      https://www.nature.com/news/evidence-based-justice-corrupted-memory-1.13543

      Creo que te has leído el post en diagonal, la verdad.Y citas unos meta-análisis así en general, sin decir cuáles son, y lo único que me sale con ellos son fenómenos paranormales.

      ¿Y quién ha refutado los criterios de Popper? ¿En serio no entiendes qué diferencia hay entre ciencia y filosofía de la ciencia? ¿Sabes cuánto y por qué se reía Popper de la gente que le preguntaba si el criterio de falsabilidad era falsable? XD

      Eso sí que da penita.

      Me gusta

      1. Da penita lo tuyo, que Loftus esté reseñada en Nature es pura demagogia entre un contracto del fallecido John Maddox y la fundación Kohn, y el DSM-V sigue sin reconocer el síndrome de la falsa memoria. http://senseaboutscience.org/activities/2016-john-maddox-prize/

        Sense About Science está clásificada como lobby de Monsanto https://www.sourcewatch.org/index.php/Sense_About_Science_USA

        Hasta la parapsicología es más científica que las idioteces de Loftus.
        https://f1000research.com/articles/4-1188/v1

        Me gusta

            1. Lo leí completo, es un meta-análisis de 90 experimentos replicando el “efecto Bem”. Dije que la parapsicología suele tener más evidencia experimental que algunas terapías conductistas. El OR de estas casi siempre oscila entre 0.80 y cerca de la barrera del placebo 1.00. No sé de qué te quejas, las terapias conductistas, según tu propia argumentación, son igual que hacer nada, no hay fármaco que tomar, sin consejos y la palabra, el placebo de toda la vida.

              Me gusta

  29. Sr Nogueras inténtelo vaya y haga una experiencia psicoanalítica con un buen psicoanalista Lacaniano, se lo sugiero con afecto,puede buscarlo por ejemplo en la elp ,( escuela lacaniana de psicoanálisis en Madrid).Le recomiendo por mi parte un gran terapeuta y psicoanalista lacaniano Gustavo Dessal. Por otra parte tiene numerosas conferencias por Youtube, para reflexionar sobre algunos temas que serán de su interés seguramente . Saludos, atentamente .Gerardo M.Solhaune (sociólogo)

    Me gusta

    1. Hice el prácticum en la consulta de un psicoanalista, y ya vi cómo funciona y cómo se trabaja. Y fue suficiente. El lacanismo es, simplemente, lo peor de lo peor, creado por un tipo que tenía la desvergüenza de admitir que lo suyo no hace nada. No, gracias.

      Me gusta

  30. Hay tanta violencia en sus maneras que probablemente sólo elicite más. Espero que sus pacientes sepan esquivarla, o clientes, dado su interés por la relación comercial. No soy del campo, pero el resto de ciencias no tienen que defenderse de no parecerlo. Y los que hemos hecho estudios y publicaciones en medios considerados muy serios, sabemos que la subjetividad del observador/estudioso/investigadorno puede aislarse por completo. En el caso de su análisis, es tan banal como aquello que denuncia, parece propaganda, una cáscara que dice ser la más bonita del lugar. Enhorabuena, me incluyo en el sector que que le estamos dando publicidad, espero que llegado el momento sepa manejar lo que a priori parece que no sabe sostener sin agravios. Usted y la psicología en que se mira parecen los más guapos (no usan ustedes esa metáfora? Narciso?) A Narciso no hay diálogo que le hiciera pensar de manera distinta. Espero que además de agraviar al lado, que por cierto estudió lo mismo que usted, contribuya a su amada, más que contrastada, ciencia. Y es que ciertamente es fácil criticar a un personaje de otro siglo desde hoy. Al menos él escogió una carrera de ciencias… Le deseo mucha polémica, esa de la que se alimenta y es que la sociedad es sabia y conoce dónde dirigirse, y qué dar a cada uno. No quisiera irme sin un halago, y es que verdaderamente me ha encantado su invitación a acudir a un sindicato y dejarse de bobadas que a uno no le pasa nada , más que le aplasta su paupérrimo contexto. Es lo más humano que he leído de usted y sin embargo, lo menos científico. Tiene usted madera de psicoanalista o humanista. Fomente esa parte. Saludos

    Me gusta

  31. Estás claramente adherido a la opinión de otros, fundamentada exclusivamente por tus sensaciones. Hay que leer más, mucho más. Tal es vuestra sed por tener la razón que no os importa maltratar a compañeros. El pequeño Albert, rata de laboratorio de Watson, sabría de qué hablo… Te veo en la línea pero con más limitaciones legales.

    Me gusta

      1. Mis opciones salieron de tus textos, lo cual se deduce por lógica elemental. Pero sí, al nivel del suelo. Verdaderamente no sé cuánto has leído, es lo que fácilmente se deduce de leerte, por ejemplo en tu miedo a contestar al comentario justo anterior al mío o en no saber rebatir el único argumento facilito que he referenciado. Aquello era ciencia. Pero es solo una opinión, a la cual se expone, si no le gusta, elimine el ED y nos hará un favor a todos los que nos gusta tomar la profesión en serio y no como un expectación de fiestas de pueblo

        Me gusta

  32. Un saludo. Me ha sorprendido la virulencia con la que atacas a Freud y al psicoanálisis en general. Aunque hayas hecho un prácticum de psicoanálisis, te reto a que expliques con claridad en qué consiste el procedimiento psicoanalítico. Porque, lo que leo que mencionas sólo son lugares comunes que ningún psicoanalista serio podría refrendar. Primero, cómo se trabaja con la metáfora en el paciente, cosa que supongo que controlarás desde un punto de vista semiótico y de teoría del conocimiento y el lenguaje, pues es lo esencial del psicoanálisis y en ninguna parte veo que lo comentes. Segundo, me gustaría que explicaras por qué introduces la noción de un psicoanalista le dice a su paciente “lo que tiene”. Eso es absolutamente falso y no corresponde con la teoría psicoanalítica. Quiero decir, lo que criticas me parece correcto y digno, pero lo aplicas desde un punto de vista conceptual y ontológico tan mal al psicoanálisis, que sencillamente haces el ridículo. Por supuesto, el psicoanálisis no es una ciencia. Y por supuesto, el psicoanálisis tampoco es una pseudociencia. Quizá, en tu estructura positivista-científica propia del siglo XIX, donde las cosas son o no son, no puedas ir más allá. Pero resulta que, com sabemos perfectamente por Foucault (El poder psiquiátrico) o Latour (la vida en el laboratorio), los matices son extremadamente más complejos que tus reduccionismo. Con reduccionismo me refiero a decir, por ejemplo, que Lacan es lo peor “porque yo lo valgo”. Quisiera saber qué conoces exactamente de Lacan para reducir en una sola frase a uno de los pensadores, que no terapeutas, más importantes del siglo XX. No en vano es referencia básica para explicar gran cantidad de conductas sociales y humanas, y lo usan con abrumador conocimiento y utilidad pensadores de altura suficiente como Zizek o Jameson. Por lo menos ellos no acuden a sentencias preconcebidas, ni a documentos y legajos para armar una trama que no es más que una ficción historiada (curiosamente el psicoanálisis posee muchas aproximaciones para comentar tu proceder en este blog, y son sorprendentemente lógicas aplicadas a tu caso, que más que patológico es ridículo). Igual que respetas el pensamiento de Platón, supongo, merece la pena echar un vistazo más cercano al pensamiento de Lacan (buscar su prueba científica es ridículo conceptualmente hablando, y no tiene objeto que pierdas más el tiempo en ello, a menos que necesites dinero para tus conferencias). Para criticar a alguien, entiendo, se expone el pensamiento demostrando que se ha comprendido, posteriormente se analiza dicho pensamiento a la luz de la lógica, y finalmente se resuelve su valor en contraste con otros autores. En el tema psicoanálisis, como científico e investigador cometes el primer error ya en el principio: llegar con un prejuicio. Posteriormente, no explicas el psicoanálisis, explicas lugares comunes que muestran que tu conocimiento del psicoanálisis es muy bajo. Ante la acusación de que eres excesivo o te estás pasando, dices que has leído más o que has hecho tales cursos de psicoanálisis. Sin duda, has hecho los cursos equivocados (pues en esto estoy de acuerdo, una aproximación seria al psicoanálisis requiere amplios conocimientos de ontología, semiótica, simbología y lingüistica. De lo contrario, poco psicoanálisis se puede hacer. Por desgracia hay muchos psicoanalistas malos que no cumplen con eso, y contra ellos yo me uno a ti). Por otro lado, opino que no has leído con atención lo que pensaba Freud sobre su propio pensamiento, ni cómo evolucionó y se desdijo y redijo en la sucesiva cronología de su obra, ni cuál es el valor de todo ello (te lo explicará muy bien Makari en “el nacimiento del psicoanálisis”, donde se observa la artificiosidad del movimiento). Porque, de haber leído y aprendido atentamente todo esto, sí, acabarías escribiendo un artículo muy parecido: el psicoanálisis no es ciencia (todos sabemos que la líbido no es una cosa real. Pero también sabemos que su conceptualización es aproximativa y aplicable). Pero por lo menos sabrías ver el valor histórico, los elementos interesantes que nos muestra el psicoanálisis y que merecen estudio detenido (por ponerte un ejemplo: los complejos de aniversario, o bien las formaciónes simbólica en el inconsciente, que NO puede estudiar la ciencia, sí otras disciplinas válidas, aunque no duras). Yo lo preferiría sumamente, me parecería interesante, unificador, explorador. Pero claro, como discípulo de skinner y positivista, no podíamos esperar nada más sofisticado y serio que este dualismo barato. Nosotros, los estudiantes de filosofía, nos reímos de tu presuntuosidad.

    Me gusta

  33. Entradas cómo está ayudan a romper la idea de que la psicología es charlatanería. Lo siento por usted pero aún a día de hoy es casi lo que pienso, será porque en los medios generalistas casi siempre psicología=psicoanálisis.

    La mierda del pensamiento mágico se extiende como una plaga en todos los campos y sus seguidores son de lo más cansino que uno se puede encontrar. Es como hablar con una pared; una pared con un altavoz del que salen palabras ampulosas y un discurso de lo más faltón (casi sin insultos, por supuesto, para poder seguir alardeando de altura moral) y vacío de contenido.

    Ánimo y sepa que esta entrada me hace ver a mi, y supongo que a otros, la psicología como algo más serio de lo que creemos que es.

    Le gusta a 1 persona

  34. ¿¿¿Que en Argentina se estudia 3 años para ser psicoanalista…??? Falacia total. Si estás en contra de las mentiras, comienza por hablar verdad. Que odies el psicoanálisis no quiere decir que debas golpearlo con cualquier cosa. Dedícate a lo tuyo y no seas de los que avalan sus prácticas en la difamación de otra.

    Me gusta

  35. Buenas noches, me encantó el artículo, soy psicóloga pero no estoy de acuerdo con que Freud sea considerado el padre de la psicología y quiero vivir para ver el día en que eso cambie. Para mí hay algunos otros personajes a los que considero tienen más créditos para esto. Mi padre de la psicología es Milton Erickson, médico, psicólogo y terapeuta inhato


    https://polldaddy.com/js/rating/rating.js

    Me gusta

Di algo, anda, que no mola hablar solo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s