Los crímenes noruegos


Ozazúnest comenta en esta entrada de su blog su posición respecto al asesinato múltiple de Noruega. Hace muchas afirmaciones interesantes y válidas, a mi juicio, y yo quería añadir mi propio punto de vista sobre ello.

Anders-Breivik-salida-juzgados
Felicidades, chaval. Ya eres famoso.

I. No está loco.

Una de las cuestiones fundamentales que Ozazúnest comenta y que es necesario resaltar: no hay nada en la conducta de Brevik que permita diagnosticarle como loco o enfermo mental. Nada. De hecho, el propio Brevik ha solicitado un psiquiatra japonés porque afirma que le entenderá mejor, dado que los japoneses valoran enormemente el concepto de honor. Brevik no hizo lo que hizo porque las voces de su cabeza le obligaron a hacerlo. Brevik se ve a sí mismo como un hombre cuerdo en una sociedad enloquecida y corrupta, y cree que un psiquiatra de una cultura menos enferma podrá exonerarlo del atenuante de la locura: Brevik es responsable de lo que hace. No hace falta estar loco para hacer lo que ha hecho. De hecho, si él está loco hay que encerrar a toda la plantilla de Intereconomía porque el ideario de Brevik refleja fielmente lo que el facherío de este país lleva diciendo cada vez más fuerte. Y como ellos, muchos más. Su discurso no es nuevo.

Brevik cree que vive una situación sin precedentes desde hace siglos, y que Europa está amenazada. Y actúa como actúa una persona normal en una situación extraordinaria. Brevik se cree un cruzado, un mártir de su causa, y desea que su “sacrificio” impulse a otros muchos a unirse a su ideario. Porque sabe cómo funcionan esas cosas, y se ha construido cuidadosamente una identidad. Identidad que los medios ocultan y distorsionan, porque no cuadra con sus propias narrativas: Brevik es un fundamentalista cristiano, pero en la prensa no se le llama terrorista cristiano porque la religión del terrorismo es la musulmana, no vayamos a confundir al público. Por supuesto, se omite oportunamente que en Europa la ultraderecha y el cristianismo van por lo general juntos.

¿Significa esto que apruebo lo que ha hecho? No seáis imbéciles. Significa que si a ti te colocan en una situación en la que tú y los tuyos estáis en peligro real de desaparecer, a lo mejor coges un fusil y te lías a tiros. No hace falta estar loco para eso, sólo hace falta percibir que eso es lo que ocurre.

II. El Gobierno noruego ha hecho bien y mal.

Bien: no ha retransmitido el juicio por la TV, que es lo que este malnacido quería. No han aprovechado la situación para hacer recortes adicionales en las libertades y los derechos de sus ciudadanos, como muchos otros gobiernos. La reacción del gobierno noruego deja en evidencia a otras muchas potencias occidentales como lo que son: países que, en realidad, no creen en sus propios modelos de democracia. Países que, en realidad, creen que lo que hacen es una farsa y que esperan a que pase algo así para decir “¿Ves?, si es que lo que hace falta es mano dura.”

Los noruegos creen que su modelo de socialdemocracia abierta, integradora, plural y demás cualidades positivas es bueno, y por eso no tiran el sistema abajo cuando un incidente puntual – y tengamos memoria, el 11S fue un incidente puntual, único y que no se ha repetido – ocurre y les ataca emocionalmente. En EEUU probablemente se habría desatado la ley marcial, o algo así. Los noruegos confían en que su camino es mejor, y que las dificultades no les harán renunciar. Bien hecho.

Mal: tanto gobierno como sociedad han insistido una y otra vez, hasta la locura, en que esas conductas, esas ideas, no son “noruegas.” No son humanas. No son cuerdas. Y hay un problema de fondo muy grave, no exclusivo de ese país, sino de nuestra cultura: la demonización de impulsos naturales, desagradables pero naturales, y la marginalización de los que sienten – o simplemente admiten sentir – esos impulsos como bestias subhumanas.

Si coges a un ciudadano español asustado de los inmigrantes – estúpido, irracional y equivocado, lo que quieras, pero comprensible – y les dices que sus sentimientos son antidemocráticos, antiespañoles y que es un cerdo fascista, ¿sabes qué obtienes? Violencia fascista. Cuando marginalizas a la gente que piensa así y les dices que el sistema no les admite, obtienes violencia contra el sistema. Puede ser violencia ridícula e inofensiva – una de las principales exportaciones de Escandinavia es el metal satánico, anticristiano, proviolento y demás – o puede ser como lo que ha hecho Brevik. Prohíbe un partido neonazi y obtienes violencia neonazi: les estás legitimando y les estás haciendo verse como acosados y perseguidos, la única respuesta en esos casos es la autodefensa.

Una de las cosas que Brevik decía es que le jodía que para ser noruego basta con tener un pasaporte noruego, aunque fueras un somalí que se pasaba el día observando costumbres no-noruegas, pegando a su mujer y mandando la mitad de su pasta a una organización terrorista. Y tiene razón: la contradicción está ahí. Puedes ser noruego incluso si detestas los valores de la sociedad noruega porque eres un fundamentalista islámico que odia todas las decadentes costumbres de ese lugar. Él no está loco, no se lo está inventando. Pero en vez de explicarle por qué eso no es una contradicción, o por qué lo que define ser noruego no es el color de ojos, le dices que es antinoruego. Y obtienes violencia contra Noruega.

III. La no-solución.

Ozazúnest (que nick te pusiste, macho), se pregunta si hay solución. Eso es como preguntarse si hay solución al problema de tener pulmones. Esos impulsos y miedos que todos condenamos son naturales, son humanos, y son parte de nuestra naturaleza. Están ahí por algo, aunque ese algo dejara de tener sentido hace miles de años o aunque haya formas mejores de hacer las cosas. Eso a nuestro cerebro y a nuestro cuerpo les da igual. Lo he dicho miles de veces, seguimos teniendo los instintos, cerebro y organismo de cuando vivíamos en cuevas hace miles de años… y nos sirvieron bien entonces. Y lo más importante: no se van a ir, nunca.

Así que si queremos reducir las posibilidades de que pasen estas cosas, no deberíamos decirles a esas personas que son antidemócratas, antiespañoles, subhumanos. Deberíamos hablar cara a cara con ellos y preguntarles qué es lo que les da miedo de verdad, para poder mostrar que su miedo es infundado. Saber qué es lo que les preocupa. Porque si se supone que somos una sociedad plural y demócrata y todo eso, esas opiniones deben poder expresarse en voz alta, y rebatirse en voz alta.

Si los marginas, les legitimas. Les das alas. Al final, es importante recordar lo que bien dice el inestimable Yuri: los peores enemigos de Europa están dentro de ella, no fuera.

Anuncios

9 comentarios en “Los crímenes noruegos

  1. ¿Para qué se va a molestar la gran mayoría de la sociedad en expresar y rebatir opiniones en voz alta, si ya lo hacen por ellos los medios de comunicación?
    Hasta que no exista justicia informativa, la masa no evolucionará en su pensamiento. Despertares como el 15M mantendrán la esperanza viva, mientras tanto…

    Salu2.

    Me gusta

  2. “Significa que si a ti te colocan en una situación en la que tú y los tuyos estáis en peligro real de desaparecer” o no te coloca nadie en ella sino que *crees* estar inmerso en ella. Por el tono general de la entrada, sobre todo al final, me parece que es lo que realmente has querido decir, y quizá salve alguna confusión.

    Recuerdo que uno de los momentos más esclarecedores de “La pelota vasca” era oír a Otegi decir que si no actuaban como actúan, Euskadi se iba a volver enteramente McDonalds y no valdría la pena vivir así. Es un fallo de lógica, y es un fallo de lógica por los ejemplos que seguro vienen a la mente si piensas en “un somalí que se pasaba el día observando costumbres no-noruegas, pegando a su mujer y mandando la mitad de su pasta a una organización terrorista”.

    Yo he visto a un hindú renegar de sus exigencias culturales y aceptar el modo de vida isleño como superior, como amalgama de lo mejor que cada cultura visitante ha traído a las Canarias. No pienso hacer chovinismo aquí: en todas partes hay comunas inmigrantes aislacionistas y las islas no son excepción ni son inmunes al racismo.

    Brevik como Otegi creen firmemente defender unos valores amenazados, pero en realidad están defendiendo un estancamiento y la consiguiente condena a la extinción. En la época de las cavernas había motivos poderosos para ser nómadas y era evitar la consanguinidad.

    Me gusta

  3. Antes que nada, ¡gracias por el comentario!

    Me gustaría puntualizar:

    -Definir a Breivik como fundamentalista cristiano es incorrecto. Entiendo que habrá quien arquee una ceja ante este comentario, pero es que no hay nada que apunte a que Breivik tenga mucha más fe mucho más que un creyente no practicante. La identidad cristiana que defiende en sus panfletos está más cercana al término “cristiano cultural” al modo de Oriana Fallaci que a un sentimiento espiritual. De hecho, tanto en el vídeo como en el manifiesto se indica claramente que no es necesario creer para formar parte de los Templarios a los que quiere jugar Breivik y que espera integrar a los agnósticos y a los ateos dentro del grupo.

    Además, en HispaLibertas, comentan que el hándicap de Breivik es más bien un desmesurado racismo, que en opinión del autor podría superar al del mismísimo Hitler. De cualquiera de las dos maneras, reacciona por el mismo motivo: cree que su modo de vida está en peligro, etc, etc.

    -A mí lo que me preocupa es efectivamente la parte mala: si el culpable es un loco en vez de un islamista (insisto en que lo oí en un informativo), nadie querrá pensar que estas cosas son evitables. Nadie querrá escuchar a aquellos cuya opinión, acertada o no, disienta de lo políticamente correcto.
    Uno de los reportajes enlazados en La revolución naturalista habla precisamente de eso: de cómo no haber querido tratar el problema de ALGUNOS (=NO TODOS) musulmanes ha podido disparar a Breivik.

    -La pregunta me la hizo Paloma Polaca, aunque su matiz está en que ante la situación de que estos cabrones ya calibran el alcance mediático de sus acciones. De todos modos, le respondo que no hay solución sencilla, porque en la idea principal estoy de acuerdo contigo.

    P.D: En al ya nombrada HispaLibertas hay ya una serie de seis artículos hablando de Breivik. En el post del mismo de La revolución naturalista se puede ver enlaces del extranjero.

    P.P.D: Mi nick es una variación de esto:

    http://es.dragonball.wikia.com/wiki/%C5%8Czaru

    Me gusta

  4. Permíteme que disienta de tu disensión, pero Breivik es tan fundamentalista cristiano como cualquier otro fundamentalista: un arma cargada por un prestidigitador del misticismo. ´Todo fundamentalista suicida ataca en base a unos conceptos muy distorsionados de la supuesta fe que procesa. Tampoco es decir mucho, porque retorcer algo que de base es ilógico…

    En cuanto a la “solución”, es muy simple una vez se entiende que el “problema” está muy mal enfocado. Si un imbécil dedica la mitad de su salario a financiar terroristas, a pegar a su mujer y a cagarse en tus tradiciones, no es porque sea extranjero. Es porque tienes un vecino de tu misma etnia que lo hace también. Es porque de hijoputas el mundo va sobrado.

    Y sí, Otegi también es un fundamentalista, en base a su tercera acepción por el DRAE. Tres acepciones de “funtamentalismo” que el DRAE debería replantearse.

    Me gusta

  5. Estoy de acuerdo con casi todo. Pero tal vez yo sí llamaría “loco” a Breivik: un “loco” curable a través del debate y la educación, toda vez que su percepción de la realidad está alterada.
    Que lo mismo estoy diciendo una gilipollez…

    Me gusta

  6. Para mí, el fundamentalismo cristiano está más cercano a Jack T. Chick y sus tratados, por poner un ejemplo protestante. En Chick, se nota que su principal meta es el proselitismo incluso fuera de Norteamérica y convencer al personal de que irá al infierno si no admite a Cristo como su salvador. El resto de su ideología (defensa de los valores tradicionales norteamericanos, rechazo de las decisiones de la ONU, ataques a los liberales y a las demás religiones) está condicionada por lo anterior, pues los percibe como los elementos favorables/desfavorables a su fe. Para Chick, todo gira alrededor de la literalidad bíblica.

    En el caso de Breivik, su proclama principal es más bien racial, en opinión de quienes se han leído su manifiesto entero (¡Ya son ganas!). El cristianismo es más bien una característica del “europeo blanco” adamantino que vive en la cabeza de este cabestro. Además, y aunque él también espera inspirar a otros para seguir su cadena de atrocidades, está claro que sólo mira dentro de Europa. Precisamente, esa es la causa de que haya atacado al partido laborista y no a los musulmanes: no odia su existencia o su fe mahometana, odia a quienes los han sentado a su misma mesa.

    En una parte del vídeo, ahora que lo he recordado, comenta que la identidad cristiana no está opuesta a ser odinista, y que de hecho le parece que el odinismo es otro componente importante de Europa. Todo acaba girando alrededor de lo mismo: “identidad europea”.

    Eso sí, en cualquier caso es un fundamentalista, por supuesto, y es difícil distinguir entre ambos casos que he descrito, porque desde fuera pueden parecerse mucho.

    Me gusta

  7. Yo no soy psiquiatra ni psicólogo, pero con el DSM IV en la mano esto tiene una pinta de transtorno antisocial de la personalidad que tumba de espaldas. Sazonado con otros transtornos del cluster B, como el narcisismo.

    Me gusta

Di algo, anda, que no mola hablar solo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s