Tu propia narrativa (12)


Alguna vez he escuchado que el porno tiene efectos negativos en las mujeres, y que el omnipresente porno en Internet ha dañado las psiques de las mujeres irreparablemente. de ahí que sea necesaria una revolución, un porno hecho para mujeres (¿postporno lo llamaban?) que acabó desembocando en las pelis de Conrad Son, que en palabras de mi muy femenina pareja “Son un puto coñazo todo de sentimientos.” Se dice que las pelis porno hacen que las mujeres se tengan que poner a perseguir estándares imposibles.

Qué va.

ZACH AND MIRI MAKE A PORNO
El porno es para todo el mundo, hombre

El porno no es el problema. El porno existe desde siempre y más, y si no id a echar un ojo a los graffitis y frescos de Pompeya. No digo que el porno sea un gigantesco beneficio para la sociedad, pero no puedes culpar al porno por las relaciones fallidas, la presión sobre las mujeres (y hombres) por alcanzar estándares físicos imposibles, ni por el creciente desinterés de los hombres en las relaciones sexuales normales.

Desde luego, el porno presiona a las mujeres (y a los hombres), pero el efecto no viene directamente del porno, ni siquiera de los hombres. Un ejemplo que he escuchado varias veces: el porno obliga a las mujeres a afeitarse los genitales. No exactamente – ellaas quieren afeitarse. El por qué es otra discusión cultural, pero no es porque los hombres se lo estén exigiendo.

Desde luego, el porno afecta a los hombres. De acuerdo, las mujeres quieren afeitarse; ¿por qué los hombres de repente también quieren? Y de tener el porno un efecto tan pronunciado, sería de esperar que un usuario frecuente de porno (lo que sea eso) tenga dificultades para excitarse en circunstancias normales o repetitivas. Cosa que no ocurre.

Pero hay un problema mayor que no puede relacionarse con el porno. Cada cómico desde Marx (Groucho) ha hecho chistes sobre cómo los hombres están todo el día pensando en meterla y las mujeres no. Pero en los últimos 5 años o así escucho más y más cómicos haciendo el chiste opuesto (por no hablar de lo que veo en consulta): las mujeres quieren, los hombres preferirían jugar al WoW. Los hombres están poco interesados en el sexo con sus compañeras habituales. Como dijo el cómico Mark Maron “Prefiero hacerme una paja al sexo porque el sexo requiere mucha energía e implica a otra gente.” Los hombres siempre están listos para otra mujer, ¿pero qué pasa con el sexo con tu pareja con el tiempo? Es normal que decline un poco respecto de los primeros apasionados días, pero esto es diferente de un declive normal: esto es desinterés masculino, “falta de energía”, falta de motivación para mantener una conexión con tu compañera. El pene puede seguir levantándose – pero lo demás se ha ido.

Afrontémoslo, el porno puede hacer que las mujeres se sientan inadecuadas (todo puede hacerlo), pero ¿cómo demonios va a sentirse una mujer adecuada para su pareja cuando su novio / marido preferiría el fútbol / WoW / lo que sea antes que el sexo? “Es que estoy cansado.” ¿Cómo de cansado puedes estar, realmente, para que echar un polvo sea tanto trabajo? Casi nadie tiene un trabajo físico tan exigente.

Así que el problema tiene dos partes. La más sencilla (y menor) es el trato de objeto que el porno / los medios hacen de las mujeres y hombres. Pero la segunda y más crucial parte es esta apatía e impotencia masculina (metafórica). El porno puede magnificar este efecto, pero no lo causa. Recordad: los medios responden a las tendencias, no las crean.

Sé que probablemente ninguna chica en el mundo creerá esto, pero es cierto: si le preguntas al tipo medio de más de 30 años si prefiere estar con una chica con la que se ha acostado varias veces o masturbarse, elegirá masturbarse. ¿Por qué? Porque su espíritu, por así decirlo, se marchó cuando él tenía 15 años  – porque son narcisistas. ¿Qué hay en la vida a lo que merezca la pena aspirar? No se sienten parte de nada mayor, todo parece distante, irreal. Todo el mundo espera a que su vida comience en serio, a que algo ocurra – y llegan a los 40 y aún están esperando. Conceptos como “responsabilidad” no merecen siquiera la pretensión de que importan, porque en estos días parecen absolutamente absurdos.

Y los hombres – y mujeres – tenemos una visión distorsionada de lo que es ser amado (y esto merecerá un post a 4 manos con Multimaníaco, con quien hablaba ayer sobre el tema).  No quieren ser amados por quienes son, sino por quien ellos creen que son. “Soy Tyger Woods.” “Soy un actor.” “Soy jefe de mi hermandad en WoW.” “Soy un conservador en los fiscal y un progresista en lo social.” Etiquetas, etiquetas, etiquetas. Quieren que sus mujeres digan: “Le amo porque es tan inteligente, sabe tanto de política.” Lo que no quieren oír es “Le amo porque es bueno para mi, es bueno conmigo.”

“Sí, claro, sería mejor estar con una chica, ¿pero cuándo estás realmente con una chica? Ellas no te quieren a ti, quieren lo que representas – un buen trabajo, seguridad, protección, un gran rabo.” No se les ocurre que la mujer que no quiere esas cosas en su pareja es la que deberían evitar.

Sospecho – no he podido investigarlo rigurosamente – que todo sexo es una forma de masturbación para estos tíos. Y para esas mujeres. Te ven, pero no te ven. El brazo, el pecho, la cadera, se vuelve fetiches que le trasladan a otra película.

Nuestra tasa de nacimientos es de 1.3 hijos por pareja, excluyendo inmigración. En dos generaciones a ese ritmo habrá la mitad de españoles. No podemos tenerla tiesa el tiempo suficiente para procrear. No es culpa del porno. Probablemente no ayuda, pero hacerse una vasectomía de Internet no va a solventar eso. Los hombres (y gradualmente las mujeres) están perdiendo el interés en establecer relaciones significativas con otras personas como su meta final, cambiando esa meta por establecer identidades para sí mismos.

En nuestra próxima entrada seguimos ahondando en este tema con “Esposas privadas de sexo.” Que no, que no es lo que pensáis. Guarros.

Anuncios

9 comentarios en “Tu propia narrativa (12)

  1. Huy, pues esta vez no me has convencido nada. ¿No te quedas un poco en la superficie del tema?

    Un apunte: yo no creo que el porno sea un problema para las personas adultas (aquí una usuaria satisfecha), pero creo que es peligroso en tanto que único instrumento de educación sexual de un elevado porcentaje de adolescentes (más chicos que chicas).

    Me gusta

  2. Aunque creo que has tocado el tema en tu serie, la carencia de referentes a la hora de elaborar/valorar tu propia identidad es para mí el punto clave del narcisismo.
    Precisamente, uno de los rasgos que caracteriza a los adolescentes es esa tambaleante construcción de “quién soy yo”, separándose del modelo que quieren sus padres y buscando otro diseño propio. Tal vez por eso la adolescencia prolongada y la aceptación social de la carencia de madurez emocional parecen a veces el signo de los tiempos.

    En cuanto a la identidad, creo que los hombres trabajáis en desventaja. Las mujeres (al menos las que quieran hacer el esfuerzo) disponen de todo un corpus de pensamiento elaborado acerca de la identidad de género. Los hombres van a remolque, oscilando entre su buena voluntad por hacer las cosas mejor, el referente épico del macho activo-fuerte-solucionador-etc. y sus propias necesidades. (De la enorme confusión e incomodidad que genera la corriente queer, ni hablemos).

    Y a menudo, como dice Maiko, el porno es su único medio de referencia en cuanto a “qué es un hombre” en el terreno sexual, lo que les lleva a tener expectativas imposibles e irreales a cerca de ellos mismos y de sus parejas. Una situación tan triste como que tu único input acerca de las relaciones emocionales sean las películas románticas, que hacen que las personas se resistan, por ejemplo, a sentarse con papel y lápiz a hablar de qué acuerdos quieren tomar y a implicarse con ellos, porque eso no es “espontáneo”.

    Hace años que me pregunto por qué, si tratamos de enseñar en las escuelas toda una serie de habilidades para la vida (desde el respeto al medio ambiente a la convivencia con otras culturas o la prevención del abuso de drogas) no incluimos la “educación para las relaciones”. Porque como esperemos que eso lo enseñen de forma equilibrada y abierta los mismos padres y madres que están ahora sufriendo sus propias crisis, vamos daos.

    Oye, muy interesante la serie. Pena que casi nunca me da tiempo a comentar.

    Me gusta

  3. Yo en cambio veo una visión completamente parcialista, que debe responder al entorno en que te mueves (digo yo). ¿Las mujeres quieren afeitarse los genitales? 😮 ¿De donde sacas eso? ¿Todas o solo un rango de edades? ¿qué tipo de mujeres?

    Más cosas… ¿Qué porcentaje de mujeres conoces que vean porno aunque sea de vez en cuando? Yo muy muy pocas, por no decir casi ninguna. ¿Desde cuando preferimos hacernos una paja a echar un polvo con nuestras parejas? 😮

    ¿O quizá todo el poste se refiere en exclusiva a los/las narcisistas de este mundo, en cuyo caso me faltaría como dato el porcentaje de narcisistas que piensas/sabes que hay? 😕

    Suelo estar de acuerdo más o menos con lo que escribes, pero creo que aquí has patinado, compañero… 😉

    Me gusta

  4. A ver:

    @Maiko: Faltan entradas en esta parte, así que sí, estamos en superficie. Y tu evaluación puede ser correcta en el caso de los adolescentes. Pero el porno rara (si alguna vez) es el único medio de educación de estos.

    @Rapunzell: chapeau.

    @Max: pues lo mismo tienes razón. Creo que lo expliqué al inicio de la serie, pero por si no, lo reitero.

    Esto no es un ensayo sociológico, ni un paper científico. Llámalo una serie de impresiones que tengo sobre cuál es la enfermedad de nuestra sociedad, y el papel de los medios (de todo tipo) en ello.

    O sea, que si me pides datos concretos, de momento no he recopilado. He leído cosas en publicaciones científicas, pero es lo malo de las tendencias sociales recientes (yo creo que esto comienza en los 60-70): que una sociedad no puede realmente analizarse y cambiar mientras vive.

    El post se refiere a los narcisistas, de los que creo que hay más y más cada vez, especialmente entre los hombres (las mujeres son más propensas a un patrón de trastorno límite de la personalidad, y eso sí está contrastado)). Mi intención es dar signos, descripciones, que puedan usarse para identificar a esas personalidades y saber tratarlas. Como digo, sin embargo, son mis interpretaciones, no una hipótesis sometida (aún) a prueba científica.

    Aunque mira, me daría una pista para la tesis 😀

    Respecto de porcentajes… La mayoría de mujeres de mi edad o más jovenes que conozco ven porno ocasionalmente, con una minoría significativa viendo porno de manera regular. La mayoría de chicas que conozco de mi edad se han afeitado o rasurado alguna vez (si no de manera habitual) los genitales, y en las playas se ven cada vez más en todos los rangos de edad (en Barna el nudismo está despenalizado). Como ves, pura evidencia anecdótica, que me da que pensar.

    El tema de la apatía sexual de los hombres respecto a las mujeres… mírate unos cuantos espectáculos de stand-up comedy recientes y antiguos (más de 5 años). Esa es una señal, y está ahí. Mira cómo va cambiando la conducta sexual de las mujeres en cuanto a apertura, iniciativa y demás. De nuevo, nada que pueda constatarte con datos. Estoy aquí, reflexionando en voz alta. Ponte un copazo y dime si tiene sentido para ti.

    Me gusta

  5. La verdad es que nunca lo había reflexionado en esa clave. Donde tu pones narcisismo, en mi mente había algo como “epidemia de pereza atroz” que (en mi experiencia) es más común también en hombres que en mujeres.

    En parte y leyendo los últimos post que tienes sobre el tema, la idea del narcisismo cobra sentido.
    Me encantaría de todas maneras que escribieras un día una definición detallada del término tal como lo ves tú para ver si concuerda con la idea que me hago. ¿Sería como un pasar de primeras de cualquier esfuerzo con argumentos contundentes para eludir cualquier posibilidad de fracaso?

    Entre mis amigas, que si que vemos porno ocasionalmente y nos depilamos (al menos en verano) en estos casos que comentas (que se dan) ponemos cara de pena y nos preguntamos dónde quedaron los “hombres” que hacían chistes como los de Marx y se los creían.

    Me gusta

  6. En el siguiente post hablaré más sobre este tema del sexo y el porno y el narcisismo, pero para la de después de la siguiente pensaba hacer un post recopilatorio, que incluiría esa definición.

    Eludir el fracaso y eludir cualquier cosa que pueda exponerte a los demás como alguien diferente de quien pretendes ser es clave para el narcisista. Pueden llegar amatar por ello. De eso hablaremos cuando hablemos de los crímenes de honor.

    Y bienvenida 🙂

    Me gusta

  7. Escocés con limón para mi. Y tenemos pendiente vernos, que debatir aquí se hace más largo que adelantar a la guardia civil… :p Si te escapas a Madrid un día me gustaría veros a todos, cojones. 😦

    Me gusta

  8. Debo aclarar una cosa; A mí las pelis de Conrad Son me parecen un coñazo única y exclusivamente el rato que pasan las protagonistas con su apasionante diálogo interior, justificando su interés y sus ganas de sexo y contándole al respetable cuánto les apetece, con grandes escenas intimistas en la playa o con una taza de té (la gente con vida interior nunca toma café en las pelis) frente a una chimenea. Para eso me leo una novela de esas de encuadernación económica con chulazo enseñando pecho en pose épica en la portada y señora antes recatada, ahora medio despechugada. O algo erótico, que sigue habiendo producción, aunque ahora menos (lástima de la desaparición de “la sonrisa vertical” y la escasez de otras obras por el estilo).

    Me interesa el “porno para mujeres” sobre todo en la parte en la que “follar” no sigue la serie “mamada/metesaca vaginal/metesaca anal/corrida en la cara con mucha saliva” con pequeñas variaciones, todo ello aderezado con mucho grito y cara de guarrona a quien le daban dos. Y escena bollo y/o bi. Vale; eso está bien, pero como guión habitual (que es lo que es) acaba aburriendo.

    Pero esto no iba sobre guionaje de pelis porno.

    Yo creo que el sexo, así vendido, se parece a hacer un sudoku, solo que sudas. Es un pasatiempo entretenido pero no te cambia la vida. Eso sí; cala en la cultura y termina normalizando cosas que en otros momentos habrían parecido auténticas salvajadas (el afeitado/depilado masivo, el sexo en grupo o el rollo bi o bi-curioso, cuanto menos). Eso, hoy en día y en el pequeño reducto de avanzadilla que forma parte de nuestro círculo de amistades (supongo que un labriego de Villaconejos de Arriba lo vería distinto) no escandaliza a nadie, lo hayan probado o no.

    Si la falta de interés por el sexo real es un problema de narcisismo es otro tema distinto. En mi opinión uno de los rasgos clave del narcisista es su necesidad de estar de vuelta de todo. Yo creo que con el sexo sucede algo de eso. La mayor parte del sexo ya no es rompedor, por lo que ha dejado de ser interesante. Ojo; no hablo de la gente a quien le mola variar y experimentar o que comparte ese rito con amigos como otra forma de pasar el tiempo. Eso, en mi opinión, es bueno y es sano. Pero es que lo bueno y lo sano es divertirse follando. Y el sexo (el normal, el de andar por casa, con tu pareja que tiene tripilla y que no va perfectamente depilada y que ha tenido el detallazo de ponerse un pijama de felpa quitaganas o unos gayumbos que clarean con unos calcetines con agujero) a veces son más de peli de Pajares que de *póngase aquí la última tendencia superrompedora de la que no estoy al corriente*. Un kiki conejero es divertido, un polvazo con tu pareja puede ser genial… Pero no es nada de lo que el narcisista pueda fardar con sus amigos, o sobre lo que pueda contruir ese castillo llamado “Realmente Soy Especial”. Aquí es donde está la clave.

    Me gusta

  9. Identifico profundamente algunos pasajes de mi bagaje vital con las situaciones que describes, así que, aunque sólo sea por mi caso, levanto la mano para dar fe de que tu reflexión tiene como mínimo una parte de verdad empírica.

    Y también es muy interesante, sin duda 🙂

    Me gusta

Di algo, anda, que no mola hablar solo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s